País

Antiguo sector en ruinas de escuela pública es reparado por ex alumnos

 

Ni el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) ni la Municipalidad local. Los ex alumnos de la escuela pública Nº 5 General José Eduvigis Díaz, una de las primeras instituciones educativas de Asunción, se juntaron en grupos de WhatsApp el año pasado y decidieron hacerse cargo del establecimiento. Es, dicen, una forma de agradecer la educación recibida en el lugar.

El año pasado ya iniciaron algunas refacciones en la biblioteca y en una galería donde las goteras estaban a la orden en los días de lluvia.

Ahora comienzan por el pabellón más antiguo del histórico edificio, donde la intención es mantener el sector, tal y como lucía hace más de un siglo.

“La memoria de la escuela tiene que ver con su arquitectura, que es de principios de 1900”, comenta Sara García Hornung, una de las ex estudiantes involucradas en el proyecto.

En un karu guasu juntaron el año pasado G. 90 millones para emprender la restauración, pero estos recursos son insuficientes para lo previsto.

“Vamos a seguir en organización para buscar recursos, esta tarea que iniciamos no va a parar”, cuenta García.

Trabajos. De momento, ya iniciaron la limpieza, tres fumigaciones para eliminar el kupi’i y rompieron muros que se construyeron en algún momento reciente, pero que no tienen que ver con el edificio histórico, asegura.

La intención también es que el pabellón no llegue al riesgo de derrumbe, como tantas otras escuelas públicas alrededor del país.

Un corredor jere, que es parte del patrimonio, será el centro de la restauración.

El corredor es similar al de toda construcción que data de más de un siglo en el país.

Asimismo, se incluye la reparación de todo el piso de esta parte de antaño, repleta de baches y baldosas sueltas.

Están involucradas promociones que datan de los años 60 hasta egresados de hace diez años de la escuela.

“Hay ingenieros y arquitectos que trabajan con la Secretaría Nacional de Cultura para que el emprendimiento cumpla todas las reglas vigentes”, dice la ex alumna Sara García.

Situación general. Al día de hoy, datos oficiales del MEC indican que por lo menos 500 escuelas tienen estructuras en emergencia, a una semana del inicio de clases.

Se trata de aulas que están a punto de venirse abajo y que no tienen intervención alguna de parte de municipios, gobernaciones o del MEC.

Ante la falta de fondos del Estado (como mínimo, insuficientes) para la infraestructura escolar, la directora del General Díaz, Eva Ruiz Díaz, aprecia y apoya la iniciativa de los ex escolares.

En Asunción, solo cuatro escuelas serán reparadas con recursos del Fondo Nacional de Excelencia para la Inversión y el Desarrollo (Fonacide), con una suma que supera los G. 4.000 millones.

En el 2018, solo se refaccionó un establecimiento, el colegio Nacional Pablo Ávila, con el Fonacide, que proviene de las regalías de energía de la Itaipú al Brasil.

Dejá tu comentario