Economía

Analizan importar gas de Argentina

 

La semana pasada se levantó la restricción que pesaba sobre la exportación del gas licuado de petróleo (GLP) de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) al Paraguay y volvió la normalidad al mercado nacional. Sin embargo, Ausberto Ortellado, de la Cámara Paraguaya de Gas (Capagas), explicó que el contrato con la estatal boliviana va hasta diciembre y hasta ahora no se dio la renovación. Por tal motivo, en caso de que surjan inconvenientes, se estudia la posibilidad de aumentar la compra del producto desde Argentina.

El empresario aclaró que actualmente se está importando sin problemas desde Bolivia y el panorama sigue siendo positivo, primeramente porque los bolivianos tienen mucha producción y deben colocarla; pero también porque los proveedores argentinos cuentan con un importante stock para la comercialización.

“Tenemos aproximadamente 6.000 toneladas por mes contratadas por las empresas paraguayas. El contrato es hasta fines de diciembre y estamos abriendo ya paraguas, creo que vamos a renovar antes del vencimiento. Por más de que no se renueve ellos no dejan de proveernos, a pesar de que no haya contrato. Quieren vender porque tienen exceso de producción. El contrato lo que nos garantiza es una previsibilidad para los precios y se establece un volumen mínimo para retirar”, comentó.

Además, existen dudas sobre si el precio de YPFB se mantenga el año que viene, debido a la coyuntura política que atraviesa el país vecino. Ortellado indicó que, al tener autoridades gubernamentales nuevas, también pueden aparecer nuevas ideas. Por tal motivo, el escenario se está analizando con cautela.

Añadió que este mes incluso se están trayendo 500 toneladas de Argentina y sus empresas tienen deseos de vender al Paraguay, pues en los meses veraniegos hay exceso del GLP. El problema de escasez ocurre en los meses de invierno. Los proveedores argentinos históricamente han abastecido a las firmas paraguayas, hasta que surgieron las mejores ofertas de la petrolera boliviana.

Dejá tu comentario