Política

Alarmante falta de propuestas a problemas cotidianos de la gente

A escasos días de las elecciones municipales, y pese a la enorme cantidad de candidaturas, resulta notoria y llamativa la falta de proposiciones claras sobre los dramas ciudadanos.

La falta de propuestas y la polarización es lo que distingue a la campaña electoral entre los distintos partidos políticos de cara a las elecciones municipales, que se llevarán a cabo el próximo 20 de octubre en todo el país.

Pese a que la ciudadanía requiere de ofertas concretas sobre temas que hacen al bien común, como el tráfico, las coimas, la recolección de basura, veredas y calles destrozadas, la excesiva cantidad de funcionarios, la polución ambiental, la falta de lugares para esparcimiento y la tremenda burocracia a la hora de conseguir documentos, la clase política sigue enfrascada en debates estériles y acusaciones mutuas entre sus candidatos.

Para los analistas políticos Milda Rivarola y Marcos Pérez Talia, esta particularidad tiene mucho que ver con el cambio en el sistema electoral y la “tranquilidad”, por llamarlo de cierta forma, de los candidatos, quienes solo apuntan a insultar a sus adversarios políticos, y medir su popularidad, sin basarse en ejes programáticos que puedan diferenciarlos del resto.

Rivarola fue categórica al señalar que estas serán unas de las peores elecciones municipales de la era democrática. Indicó que el voto preferencial tuvo un efecto inesperado, habida cuenta de la gran cantidad de candidatos que existen. Sostuvo que a los candidatos lo único que les interesa es el aparato y el financiamiento con el que cuentan para llevar adelante una campaña.

“Da la impresión de que la ley de voto preferencial generó la impresión de que era más fácil romper la hegemonía de los partidos y entrar, yo nunca vi tanta cantidad de candidatos que hacen campaña por ellos mismos, la ausencia de propuestas en campaña, el que inauguró creo que fue Cartes en el 2012, 2013, Cartes ya se presenta sin programa electoral, él sube un power point que alguien le hizo, la de Lugo sí tenía un programa impresionante y los colorados también en ese año, tenían ese cuidado y esa intención de hacer algo cuando llegaban al poder, el quiebre se da en el 2013 donde los colorados decían que iban a ganar nomás luego y no les importaba un programa, y eso pasó ahora en esta campaña. Yo creo que hay como mucha más confianza en el aparato”, sostuvo.

Amplitud. A su turno, Marcos Pérez Talia indicó que existen dos escenarios, la de los partidos tradicionales donde el internismo gana terreno y las propuestas pasan a segundo plano. Y otro, en el que la amplitud de candidaturas generada por el nuevo sistema electoral busca desmarcarse a veces hasta de su propio partido. “Hay dos escenarios en donde la política se dinamiza. Una es la arena organizacional del partido, donde afloran las disputas internas de la coalición dominante a fin de capturar o mejorar su poder interno, se sabe de antemano que cada grupo tiene su propia agenda, épica, programa mínimo, etc. Otro es el de las candidaturas municipales donde hay una mínima e interesante oferta programática”, dijo.


No se cumple el ritual de que aparezca como que convenza al electorado porque confían en el aparato. Milda Rivarola, analista.

Hay una amplitud de oferta política y se observa al menos una mínima e interesante oferta programática. Marcos Pérez Talia, analista.

Dejá tu comentario