Sucesos

Afirman que Ramón González Daher duplicaba tope de interés del BCP

Perito menciona que existe un exceso de tasa de interés en los préstamos que daba el ex titular de la Asociación Paraguaya de Fútbol, teniendo en cuenta que cobraba hasta el 72 por ciento.

El juicio oral contra el presunto usurero Ramón González Daher y su hijo Fernando González Karjallo por los hechos punibles de usura y lavado de dinero se encuentra en la etapa de presentación de las pruebas periciales.

Ayer, el perito contable del Ministerio Público, Javier González, siguió con la presentación de su informe, donde menciona que existe un exceso de tasa de interés en los préstamos que daba el ex titular de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF).

En uno de los casos que tomó como muestra para su análisis contable es la causa del empresario Juan Eugenio Planás, quien llegó a prestar de Ramón la suma de G. 436 millones. Según el informe del perito, Ramón prestó ese dinero con una tasa de interés anual del 72 por ciento. Esto, teniendo en cuenta que, según la tasa de interés establecida por el Banco Central del Paraguay (BCP), daba en ese entonces (2009-2010) de 38 o 39 por ciento de interés anual como tope.

Esto se pudo comprobar mediante el análisis de los cheques intercambiados entre Ramón González Daher y Juan Planás desde julio del 2009 hasta abril del 2010. Además analizó los extractos de depósitos bancarios que Planás adjuntó en su declaración ante el Ministerio Público.

También detalló sobre el caso de Julio Mendoza Yampey, en donde coincidió nuevamente en que hubo un exceso en la tasa de interés, además de un exceso de garantía, debido a la cantidad de cheques adelantados que entregó Mendoza a Ramón.

INGRESOS. El profesional también mencionó que los ingresos y depósitos bancarios realizados por el ex dirigente deportivo en el periodo investigado por la Fiscalía, de 2010 a 2018, son superiores a lo declarado por Ramón ante la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET).

El perito explicó ante las juezas Claudia Criscioni, Yolanda Morel y Yolanda Portillo, que su trabajo en este punto consistió en el cruzamiento de datos proveídos por la SET de las declaraciones juradas presentadas por RGD en ese periodo y los extractos de depósitos bancarios realizados por Ramón y su hijo en una cuenta bancaria en que contaban en conjunto.

En ese sentido, el perito contable de la Fiscalía mencionó que los ingresos declarados de manera mensual por Ramón ante la SET no concuerdan con los depósitos que realizaban en sus cuentas bancarias, mes a mes.

“Los ingresos bancarios se cruzan con todas las declaraciones juradas, al confrontar ambas fuentes de información es donde se ve una diferencia muy alta y eso es lo que permite concluir de que no existe consistencia de todo el dinero que han ingresado los señores Ramón y Fernando, confrontando con las declaraciones de sus impuestos de ingresos de fuentes conocidas”, explicó el profesional. Es decir, “los ingresos bancarios no son congruentes con lo declarado”, remarcó.

También indicó que durante el periodo investigado por la Fiscalía, ni Ramón ni su hijo tomaron o realizaron préstamos con entidades bancarias, y precisó que los ingresos declarados por el ex titular de la APF, según su declaración jurada, provenían de alquiler de inmuebles, venta de rodados, e intereses que le generaban sus cuentas de ahorro.


Negocio de usura
Durante el proceso, el perito de la Fiscalía ya había confirmado a las juezas de Delitos Económicos que los acusados movieron un total de G. 6.539.895.697.879 a través de la usura.
El juicio continúa hoy, a las 10:00, con la presentación de pruebas documentales.
Según la acusación fiscal, en el periodo entre los años 2010 y 2018, González Daher incrementó sus activos por un total de G. 2.146.212.250.000 que supuestamente venían de intereses usurarios percibidos en dicho tiempo.

Dejá tu comentario