Política

Además del millonario salario, tienen vales de combustible y pines de oro

Los parlamentarios del Congreso Nacional, incluidos los parlamentarios del Mercosur (Parlasur), tienen innumerables privilegios, que un ciudadano común –tal como lo dijo el diputado liberal Carlos Portillo– está lejos de conseguir, pero que sin embargo es pagado por cada paraguayo.

Los legisladores perciben un salario superior a los 32 millones de guaraníes, que aumenta de acuerdo con el cargo extra que tienen, como el caso de la presidencia y las vicepresidencias.

A esto se les deben agregar los vales de combustible. Más de cinco millones al mes en ese concepto recibe cada legislador y los presidentes de las comisiones asesoras pueden acceder a más.

A estos beneficios, pagados con dinero público, se le suma el seguro médico vip, que alcanza más de G. 1.500.000 al mes por cada parlamentario.

PINES. Como si todo esto no fuera suficiente, en cada nuevo periodo, los diputados, senadores y parlasurianos reciben costosos obsequios que incluye el polémico pin de oro, que cuesta poco más de 3 millones de guaraníes cada uno, un portafolio de cuero, de cerca de 800.000 guaraníes. Además de las placas con sus nombres tanto para las oficinas como para la sala de sesiones.

Unos pocos legisladores decidieron renunciar al seguro vip, a los vales de combustibles y al ser personalizados los pines, optaron por recibirlos y donarlos en algunos casos a instituciones benéficas para un mejor uso.

Dejá tu comentario