Política

Acusan que licitación en TSJE está dirigida hacia una firma argentina

La británica Smartmatic apunta que varias de las condiciones solicitadas para las máquinas de votación benefician a Magic Software Argentina. Organismo electoral desmiente parcialismo.

Siguen las sospechas por la licitación de USD 21 millones en la Justicia Electoral, monto que está destinado para el alquiler de las máquinas de votación para las elecciones municipales. Esta vez, se divulgaron los cuestionamientos de la empresa británica Smartmatic, que acusa que el llamado está elaborado para favorecer a la empresa argentina Magic Software Argentina (MSA).

Señalan que el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) exige que la boleta de voto deberá imprimirse en papel de 90 gramos, “dejando de lado a multinacionales dedicadas exclusivamente al ámbito electoral”, en beneficio de la argentina MSA, la única de las oferentes cuyas máquinas imprimen papeles de estas características.

Asimismo, apuntan que el pliego de bases y condiciones exige que las máquinas tengan una autonomía de 12 horas, pero con batería interna, y se preguntan ¿Qué diferencia hace que la batería sea interna o externa? De nuevo, afirman que la argentina MSA es la única que cuenta con máquinas que tienen batería interna de 12 horas.

También advierten que existe la posibilidad de utilizar código QR y/o el chip RFID para el almacenamiento de los datos, asegurando que este último no es utilizado para eventos electorales por su inseguridad. De hecho, ningún oferente, a excepción de MSA, ofrece el chip RFID.

Además, acusan que en las condiciones tampoco se menciona el “índice de obsolescencia tecnológica”. “Esto es la antigüedad de las máquinas ofrecidas, pues es bien sabido que la frontera de una tecnología en cuanto a que se vuelva obsoleta es de 36 meses. La mayoría de las máquinas de la oferente favorecida (MSA) son del 2014, por lo que en términos tecnológicos ya son obsoletas y para el 2020 la tecnología ofrecida por la empresa tendrá 6 años de antigüedad”, detalla el cuestionamiento de Smartmatic.

Finalmente, apuntan que no se tiene en cuenta la experiencia de los oferentes en elecciones nacionales, cuando la británica Smartmatic afirma haber procesado más de 4.000 millones de votos a lo largo de varias elecciones.

Aclaración. Sobre algunos de estos puntos, Carlos María Ljubetic, de la Comisión para la Implementación del Voto y Escrutinio Electrónico, ya había señalado que todo el proceso es transparente.

Respecto al cuestionamiento por el papel a ser utilizado, afirmó que debe ser de 90 gramos porque “será manipulado por los miembros de mesa que deben firmar. Eso está establecido por ley. Hace 24 años la Justicia Electoral utiliza este papel”, indicó.

Por otro lado, también se refirió a la experiencia que tenga una empresa en elecciones o no, y aclaró que no es vinculante ni determinante para que finalmente sea elegida, porque de la organización, la logística y el escrutinio se encargará el organismo electoral.

Dejá tu comentario