Sucesos

Acusan a aduanero y esposa por lavado y enriquecimiento

 

La Fiscalía pidió reabrir el caso del aduanero Luis Roberto Pintos (hijo del conocido hurrero colorado Ángel Pintos Balbuena) y lo acusó por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, y a su esposa, solo por lavado. Se pidió elevar a juicio el caso.

Los fiscales Osmar Legal y Sussy Riquelme detallan en la acusación que Luis Pintos y su pareja Nancy Chamorro compraron inmuebles por G. 1.217.240.000 y vehículos por G. 1.350.177.600, sin poder justificar sus ingresos.

Pintos, entre el 2008 hasta el 2017, cuando se desempeñaba como funcionario público en la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) habría incrementado su patrimonio, sin sustento legal.

“Luis Roberto Pintos incrementó su patrimonio, de manera superior a sus legítimas posibilidades, así también, el patrimonio de su esposa Nancy Fabiola Chamorro, que se evidencia a través de la obtención de bienes muebles, acciones en sociedades y gestión en el comercio”, explicaron.

Por el motivo anterior, consideran que su estilo de vida, como la adquisición de diversos bienes, superan, sobremanera, los ingresos percibidos en la función pública.

Según datos recabados, la pareja compró diez vehículos, de los cuales, la mayoría de ellos son de alta gama.

En cuanto a los inmuebles, se registró la compra de cuatro propiedades en Atyrá, Mariano Roque Alonso y Asunción.

Según los datos obtenidos, ambos incrementaron su patrimonio a G. 159.528.210, sin poder justificarlo, “y además ocultaron y simularon parte de este valor, a través de la inversión de capital realizada en la empresa integrada por ambos, Fepisa SA, la compraventa de rodados e inmuebles, y también la inversión inicial de la empresa Palmarés Hombre-Mujer”, dice la acusación.

Los fiscales del caso pidieron además la aplicación del comiso y comiso especial y ofrece trece testigos del caso para el juicio.

Dejá tu comentario