País

Acceso Sur es trampa mortal por tramos fisurados y falta de acera

Criminal. MOPC cerró bache que causó fatal accidente en el kilómetro 28, pero toda la carpeta asfáltica sigue con profundas grietas y parches. Riesgo. Ruta está sin señalizaciones, sin veredas y con banquinas en mal estado que obligan al peatón a bajar a la calzada, exponiéndose a ser arrollado. Olvido. La vía se caracteriza por la existencia de precarias paradas de buses que carecen de resguardo y fueron ganadas por espesas malezas. Obras. MOPC afirma que hubo bacheo intensivo de ese asfaltado desde el 2018 y anuncia licitación para el 2020 para reconstrucción y mantenimiento.

A poco más de dos semanas del accidente que les costó la vida a dos personas e hirió gravemente a otras tres, supuestamente a consecuencia de un enorme bache que arrancó la rueda de un camión que aplastó a un vehículo particular en el kilómetro 28 de Acceso Sur, vía cuyo nombre oficial es Emiliano R. Fernández, en la compañía Typychaty, en Itá, las condiciones de esta ruta siguen representando un alto riesgo para conductores y peatones.

Según el testimonio de pobladores que fueron testigos de aquel luctuoso suceso y que prefirieron el anonimato por temor a represalias, el hoyo en el pavimento ya tiene unos tres años de antigüedad y un mes antes de la trágica colisión se pidió a una cuadrilla del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) que bacheaba el área que lo cierre, recibiendo como respuesta que ya no les quedaba asfalto y que regresarían para esa tarea. “Lastimosamente eso no ocurrió y hoy estamos lamentando esas muertes que se pudieron haber evitado”, sostuvo un vecino.

La carpeta asfáltica presenta en amplios tramos de su recorrido gruesas grietas que evidencian desprendimientos importantes en su estructura y que tienden a convertirse en profundos agujeros con el paso del febril tráfico que caracteriza a la zona, además de numerosos y precarios parches.

Esta situación de progresivo deterioro se da pese a tener apenas 22 años de haber sido inaugurada (1997), con una extensión de 35 kilómetros que nace en 4 Mojones y llega hasta el cruce con la ruta PY01, Mariscal Francisco Solano López.

Al igual que otras vías que cruzan el país, Acceso Sur también adolece de la falta de veredas, en trayectos que por lo general están cubiertos de tupidas malezas que obligan a los transeúntes a bajar a la calzada, bajo el elevado riesgo de ser arrollados por máquinas que pasan a gran velocidad. De hecho son frecuentes los accidentes en esta zona. Las paradas de colectivos con resguardo también son materia pendiente.

En el cruce, en el desvío hacia la ruta PY01, en la zona de Itá, no se tiene señalización alguna y los vehículos que buscan ir por ese trayecto se quedan peligrosamente sobre el asfaltado para el giro a la izquierda. Solo un enorme cartel que está escondido entre yuyos habla de que esa obra fue hecha por las empresas Chaves Construcciones SAI y Caldetec SRL por G. 5.624.822.550, en un monto que pese a ser abultado no contempló la necesaria cartelería para advertir del cruce de riesgo.

RESPUESTA

El jefe del Departamento de Conservación del MOPC, ingeniero Carlos Casati, quien dijo lamentar el mencionado percance rutero, indicó que para el 2020 están previstos la reconstrucción y el mantenimiento de la carpeta asfáltica del Acceso Sur, desde 4 Mojones hasta la zona de Ytororó, los cuales serán encarados por la Dirección de Seguridad Vial de esa cartera de Estado.

También indicó que el año pasado hicieron bacheos entre Itá, Guarambaré, Ytororó, Ypané, Ñemby y 4 Mojones, con 59,10 toneladas de asfalto y en lo que va de este 2019, en el mismo trayecto, 306,80 toneladas. “De lo que no nos pueden acusar es de desidia y de no trabajar”, expresó finalmente.

"En Acceso Sur en cualquier momento puede haber otro accidente. Las carpetas están muy avejentadas". Carlos Casati, jefe de Conservación.

45.000 automovilistas diariamente se movilizan sobre la avenida Acceso Sur. Un tramo de 35 km inaugurado en 1997.

25 kilómetros por hora es la velocidad actual del tránsito por esta vía de circulación en horarios de mayor flujo.

306,80 toneladas de asfalto destinó este año MOPC para bacheos entre Itá, Guarambaré, Ytororó, 4 Mojones, Ypané y Ñemby.

Preparan señalización para vías que atraviesan el Departamento Central

La carencia de suficiente señalización horizontal y vertical en gran parte del Acceso Sur y en otras rutas similares del Departamento Central es otro factor que expone diariamente a miles de automovilistas, motociclistas y hasta peatones a sufrir percances con impredecibles consecuencias.

La falta de carteles que adviertan sobre la velocidad máxima, cruces peligrosos, puntos en los cuales está prohibido el adelantamiento de vehículos, áreas urbanas y otros que ofrezcan garantías a quienes utilizan esos pasos son un déficit sensible para las redes viales que se tienen en esta región.

En ese sentido, el ingeniero Carlos Casati, jefe del Departamento de Conservación del MOPC, informó que están preparando una licitación que incluye a la mayoría de los caminos de circulación de las localidades que conforman esta parte del territorio, para adquisición de importantes partidas de pintura termo plástica a ser utilizadas para señalizar el pavimento.

“El problema es que pintamos varias veces porque estábamos utilizando pintura acrílica al agua, que no tiene tanta duración y que hace que el desgaste sea muy rápido. Al poco tiempo, la pintura desaparece y eso representa un riesgo. Hace varios años descubrimos este inconveniente que ahora buscaremos subsanar”, sostuvo el profesional.

Prometió que una vez que se haga la adjudicación, que ya sería el próximo año, se priorizarán los cruces peatonales existentes a lo largo de las rutas y las zonas de instituciones educativas, como escuelas y colegios existentes en esta región del país.

Asimismo, mencionó que se tiene previsto mejorar todo lo que implica la cartelería o señalización vertical, muchas violentadas o destruidas por diferentes factores, las que también serán colocadas en áreas de escuelas por donde se mueven gran cantidad de estudiantes y en determinados puntos que se consideren de alto riesgo para la seguridad de las personas.

Agregó que dotarán de mayor cantidad de barandas protectoras a varios sectores de las rutas y vías de Central, muchas de las cuales se encuentran en mal estado, principalmente a raíz de choques de rodados.

“Debemos ser sinceros y decir que no tenemos recursos suficientes ni materiales para atender todo; pero es nuestra obligación poner en condiciones estas rutas. Así lo venimos haciendo en la medida de nuestras posibilidades. Con estas licitaciones que van a materializarse el año que viene vamos a paliar muchas necesidades, que son cada vez más grandes”, expresó el ingeniero Casati, quien dijo que siempre se busca la forma de tener en las mejores condiciones posibles estas vías.

Vía conforma parte nacional de ruta PY01

La explicación de que el Acceso Sur forma parte de la red vial que conforma la ruta PY01 fue dada por el jefe del Departamento de Conservación del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, ingeniero Carlos Casati.

El profesional precisó que esta vía que nace en 4 Mojones en realidad es la parte nacional de la ruta PY01, hasta la rotonda construida en la zona de Itá, donde la misma se convierte en la parte departamental de esta carpeta asfáltica que lleva hasta la ciudad de Encarnación. “La ruta PY01 cambió de trayecto. Ahora es el Acceso Sur, desde 4 Mojones hasta Encarnación. Itauguá-Itá es ahora una ruta departamental”, insistió.

Dijo además que hay cuatro etapas para mejorar la ruta PY01. En el recorrido entre 4 Mojones e Ytororó se hará una reconstrucción y mantenimiento por cinco años. Luego, desde Ytororó hasta Quiindy, ya tiene borrador de proyecto para mejorar varios tramos. Después desde Quiindy a San Juan (Misiones), similar trabajo, y desde San Juan a Encarnación ya se adjudicó la obra, faltando solo la fiscalización, también para mantenimiento y reconstrucción.

Dejá tu comentario