Política

Abrazos republicanos con tufo a impunidad en casos de corrupción

En los últimos ocho días, la “unidad colorada” comenzó a hacerse sentir de cara a las municipales. En el domicilio de Cartes se pactan acuerdos entre cuestionadas figuras con antecedentes oscuros.

En la última semana, la maquinaria colorada comenzó a montar su operativo unidad de cara a las elecciones municipales de octubre próximo, sin importar las polémicas y las críticas que esto desataría.

Las reuniones para el efecto se llevan a cabo en la casa del ex presidente Horacio Cartes, líder del movimiento Honor Colorado, quien no titubea al momento de recibir a cuestionadas figuras y abrazar a dirigentes sospechados de corrupción y otros hasta imputados y condenados.

Cabe recordar que Cartes es visto como la persona que mueve los hilos en el Poder Judicial, sobre todo en el Ministerio Público.

No escatima en esfuerzos para salir en fotos con dirigentes con quienes mantuvo fuertes enfrentamientos políticos durante años, dejando la impresión de que el abrazo republicano tiene un fuerte tufo a impunidad, con tal de conseguir la mayor cantidad posible de municipios y posicionarse para el 2023.

El lunes de la semana pasada, sorprendiendo a propios y extraños, el senador oficialista Rodolfo Friedmann y el ex presidente de la República sellaron la paz tras una reunión que mantuvieron junto con otros dirigentes políticos de Guairá, con miras a las elecciones municipales.

Si bien meses atrás los líderes de los movimientos de HC y Añetete iniciaron la llamada Operación Cicatriz para las internas y elecciones municipales, el enfrentamiento entre Friedmann y Cartes era una de las piezas que no encajaban dentro del proceso de unificación partidaria.

Cartes y Friedmann llevan años de enfrentamientos y acusaciones. Friedmann fue imputado por los supuestos hechos de administración en provecho propio, lavado de dinero, asociación criminal y cohecho pasivo, por supuestas irregularidades en la provisión de almuerzo escolar.

Una semana después, el legislador colorado Miguel Cuevas, imputado por enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias y declaración falsa, también pasó por la residencia de Cartes.

LUQUE. Ayer, el ex presidente Horacio Cartes recibió en su domicilio al hijo del ex senador condenado Óscar González Daher, Óscar Rubén González Chaves, también condenado por lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y declaración falsa. Padre e hijo se encuentran con medidas alternativas a la prisión tras cumplir la pena mínima.


Merienda escolar
La Fiscalía abrió el año pasado un proceso penal por administración en provecho propio, lavado de dinero, asociación criminal y cohecho pasivo contra Rodolfo Friedmann y cinco personas, entre ellas su esposa Marly Figueredo.

Además, en junio pasado, el fiscal Osmar Legal lo imputó en prosecución de una investigación relacionada con el caso de adquisición de almuerzo escolar.

Enriquecimiento
Miguel Cuevas fue electo como presidente de la Cámara Baja en el 2018 y fue denunciado por haber incrementado su patrimonio con varias propiedades y vehículos de alta gama. Fue imputado en el año 2019 y entre febrero y setiembre del año pasado, estuvo tras las rejas en la Agrupación Especializada. Luego salió de la cárcel, tuvo prisión domiciliaria y obtuvo medidas alternativas.

Lavado de dinero
El 12 de agosto pasado, un Tribunal de Sentencia condenó a Óscar González Daher y a su hijo Óscar González Chaves a 7 y 8 años de prisión, respectivamente, por diferentes hechos de corrupción. En caso de quedar firme el fallo, ambos deberán cumplir sus penas en la penitenciaría de Tacumbú. Chaves fue hallado culpable por declaración falsa, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

Dejá tu comentario