Política

Abdo planea construir un salón de G. 3.750 millones en plena crisis

 

En medio de la crítica situación económica y los recortes sensibles que el Gobierno está aplicando a las áreas de salud y educación, el presidente Mario Abdo Benítez planea gastar G. 3.750 millones (USD 625.000) en la construcción de un amplio salón de reuniones en Mburuvicha Róga.

Con lo que pretenden gastar las autoridades del Poder Ejecutivo para un lugar de evento protocolar, ya se podrían construir 32 aulas para estudiantes, dos salas de terapia intensiva con alrededor de 10 camas y equipos, cuyo costo oscila aproximadamente USD 250.000 cada una (es decir, G. 1.500 millones cada una).

La información se desprende del proceso de llamado a licitación en el portal de Contrataciones Públicas impulsada por el Gabinete Civil de la presidencia de la República.

El pasado 18 de setiembre, desde el Departamento de Planificación y Procesos de la Presidencia de la República dieron a conocer la adenda de la licitación pública nacional 07/2019 que especifica la construcción edilicia en la residencia presidencial.

En la misma detallan las especificaciones técnicas sobre la construcción del salón protocolar multiuso y áreas complementarias con capacidad para 400 personas.

El salón principal deberá contar con un mínimo de 400 metros cuadrados. Incluirá un área de servicio con parrillas y áreas de apoyo.

En el proyecto arquitectónico también menciona que debe contar con baños sexados, vestuario de caballeros con acceso diferenciado (25 metros cuadrados); áreas complementarias con galerías y cubiertas exteriores (100 metros cuadrados).

Deberá contar con climatización a través de un sistema de aire acondicionado central. Además el sistema eléctrico debe estar protegido por un transformador y generador.

etapas. El portal de Contrataciones Públicas señala que restan 7 días para la entrega de ofertas del proceso que está a cargo de la funcionaria Graciela Pérez de Zunini. En cuanto a la fuente de financiamiento el llamado señala que está pendiente de financiamiento.

En caso de no obtenerse los fondos, finalmente quedará cancelada la obra.

El pliego de bases y condiciones de la licitación pública nacional fue aprobada el pasado 22 de agosto, mediante la Resolución Nº 2.046/19, firmada por el director general de administración y finanzas, ministro César Ibarrola.

En el artículo 2 de esta resolución, se establece que hay que imputar el resultado del llamado en el rubro 520 de construcciones; con fuente de financiamiento 10 de los recursos del Tesoro.

El periodo de construcción será 20 días contados a partir del acta de inicio para la presentación del proyecto ejecutivo; mientras que 70 días corridos como máximos contados a partir de la aprobación del plan de obras.

El año pasado se había realizado una serie de refacciones tanto en Palacio de Gobierno como en la residencia presidencial para recibir a los nuevos inquilinos antes de agosto. Aquella ocasión hubo una inversión de G. 1.800 millones en todo lo que implica pintura, reparación, sistemas de iluminación y reacondicionamiento.

32 aulas de escuelas (costo promedio de G. 117 millones) se podrían construir con el dinero que gastarán.

2 salas de terapia intensiva con 10 camas y equipos se podría invertir en un hospital, en vez de ese rubro.


Hubo recortes para salud y educación
En medio del tratamiento y discusión del Presupuesto 2020, desde el Ministerio de Hacienda están realizando un plan de recortes y ajustes para racionalizar los gastos.
Estas medidas no se ajustan con la decisión de las autoridades del Poder Ejecutivo para realizar gastos en construcción de obras en la residencia presidencial.
Una de las áreas más cuestionadas fue el recorte presupuestario que sufrió la Universidad Nacional de Asunción. Solicitan la reposición de G. 15.000 millones (USD 2,3 millones). Afectó principalmente a gastos operativos, inversión en infraestructura, área de investigación y becas para los estudiantes.
Además de las universidades públicas, también fue duramente criticada la decisión de realizar recortes a la Secretaría Nacional de Cultura y al Fondo Nacional de Cultura y las Artes (Fondec) por un valor global de G. 3.578 millones. Esta medida movilizó a 14 organizaciones de escritores, guionistas, artistas, gestores culturales y trabajadores de la cultura en Paraguay.
Otra área sensible que sufrió recortes es la Dirección de Beneficencia y Ayuda Social (Diben) que tuvo un retroceso de G. 820 millones para la compra de insumos.


Dejá tu comentario