25 feb. 2024

A poco más de un mes de internas no definen ampliar hora de votación

Senado no trató el proyecto por el cual se busca modificar el Código Electoral y extender hasta las 19:00 el sufragio. Con menos máquinas, el TSJE precisa más electores por mesa electoral.

Sin cuórum. Momento en que el secretario pasa lista y solo halla que 22 están presentes..jpg

Sin cuórum. Momento en que el secretario pasa lista y solo halla que 22 están presentes.

A pocas semanas de que se lleven a cabo las elecciones internas de los partidos políticos previstas para el 18 de diciembre próximo, el Senado aún no trató el proyecto de ley que pretende ampliar el horario de votación desde las 7:00 hasta las 19:00. La urgencia manifestada por el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) radica en el hecho de que cada mesa de votación contará con más electores debido al siniestro del pasado mes de setiembre en que se consumieron varias máquinas de votación.

El Senado quedó ayer sin cuórum precisamente cuando llegó el turno del tratamiento del proyecto que suspende transitoriamente el artículo 218 de la Ley 834/96 que establece el Código Electoral.

Esta situación de indefinición de la solicitud de ampliar el horario de las internas por parte del TJSE, da paso a la incertidumbre en cuanto a que la organización de dichas elecciones llegue a buen puerto.

El máximo órgano electoral, en su exposición de motivos, recordaba que “el siniestro ocurrido el jueves 29 de setiembre del corriente año, donde fueron afectadas una importante cantidad de máquinas de votación, hizo necesario que el TSJE replantee la cantidad de electores que estarán habilitados a sufragar en las mesas receptoras de votos, a fin de cumplir con los requerimientos de todos los partidos, movimientos políticos y concertaciones en las elecciones internas”.

En este sentido, los técnicos de la Justicia Electoral afirmaron que si bien se había acordado la cantidad de electores habilitados por cada mesa receptora de votos con los Tribunales Electorales Independientes, la no disponibilidad de contar con todas las máquinas a raíz del siniestro hizo “necesario aumentar la cantidad de electores habilitados por mesa”.

En contexto, la Justicia Electoral debió reorganizarse para que una de las internas más grandes, como la que pretende ser la de la ANR, partido que elegirá 11 cargos, pueda llevarse a cabo sin vicisitudes aún cuando el tiempo que requiere cada elector aumente.

Sin embargo, para la Concertación, que por departamento elegirá entre dos a tres cargos dependiendo del departamento, requerirá una logística menor.

Cuantificando, la ANR tendrá 400 electores por mesa; el PLRA 700; la Concertación, 3.000 electores y otros partidos 1 mesa por local de votación habilitado.

De este análisis surge “la imperiosa necesidad de modificar el tiempo durante el cual estarán habilitadas las mesas receptores de votos a fin de evitar filas prolongadas”, refiere parte de la exposición de motivos para el cambio de horario.

Por lo expuesto, la Justicia Electoral cree que existen sobradas razones para ampliar el horario de votación hasta las 19:00.

Padrones. Cabe referir que las dos grandes potencia electorales movilizarán su estructura ese día.

Actualmente la ANR cuenta con 2.616.424 afiliados habilitados para votar en las elecciones internas presidenciales del 18 de diciembre de este año.

Por su parte, la suma de todos los partidos de oposición más independientes hace que su padrón sea de alrededor de cinco millones.

Siniestro en el TSJE. El incendio en un local del TSJE el pasado mes de setiembre ocasionó la pérdida de 7.500 máquinas de votación y la manera de suplir la deficiencia es elevar el número de electores por mesa.

2 horas más de extensión de una votación convencional requerirá la interna del 18, de 07:00 a las 19:00.

7.500 máquinas de votación se perdieron con el siniestro del pasado mes de setiembre en la Justicia Electoral.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.