Sucesos

A más de un mes, vecinos siguen buscando a Juliette

 

“Esto que está pasando es peor que el coronavirus, está matando la esperanza de los que queremos a Juliette. Ya son muchos los 34 días (por ayer), esto nos está matando a todos”, explicó Eligio Franco en entrevista con Emboscada TV. Eligio es uno de los pobladores que participaron ayer de una movilización para reclamar por la desaparición de la niña que cumple hoy 35 días sin que se sepa nada de ella.

El grupo de personas lideradas por Rufino Zapata, abuelo materno de la niña, se concentraron frente a la Escuela Andrés Ferreira Guerrero, de donde fueron caminando hasta la sede de la Fiscalía de Emboscada para pedir mayor celeridad en las investigaciones para esclarecer la desaparición de Juliette.

Rufino se mostró confiado en que la pequeña Yuyu esté aún con vida y también dejó ver su optimismo, hablando incluso de novedades en el caso. “Lastimosamente, no estamos logrando el objetivo, pero en cualquier momento a otro puede que tengamos una novedad y quiera Dios que la recuperemos sana y salva”, afirmó el abuelo.

Los manifestantes llevaban consigo carteles con cuestionamientos sobre el paradero de la niña y pedidos de justicia, tomando las precauciones requeridas por las autoridades en medio de la lucha contra el Covid-19.

Para mañana miércoles se tiene prevista una movilización similar con participación de vecinos y organizaciones encargadas de velar por los derechos de los niños, como “Ni un niño más” y otros.

Referentes de la organización ya confirmaron que serán recibidos por el fiscal Carlos Maldonado, uno de los que investigan el caso.

Abogados del padre. Por otra parte, ayer también se dio a conocer que Stéphane Le Droumaguet, padre de Juliette, contrató los servicios del abogado Óscar Tuma, quien estará junto a un equipo trabajando en el caso.

En conferencia de prensa, los profesionales afirmaron que se interiorizarán de la carpeta y que aún confían en los investigadores. “Hasta ahora tenemos toda la confianza en los agentes fiscales y en las fuerzas públicas que están poniendo todos sus esfuerzos. Lo que hacemos es para colaborar”, dijo la abogada Graciela Noguera, que integra el equipo junto a Alberto Poletti.

Juliette fue vista por última vez el pasado 15 de abril, en Monte Pacará, Emboscada, lugar donde vivía con su madre Lilian Zapata, su hermana de 10 años y su padrastro Reiner Oberüber, un alemán radicado en nuestro país, quien está detenido e imputado por violación del deber del cuidado y abandono, al igual que la madre.

Dejá tu comentario