Economía

A agosto, jubilación militar devoró USD 53 millones de los impuestos

 

La jubilación privilegiada de militares ya se devoró unos G. 330.218 millones (USD 53,2 millones al cambio actual) de los impuestos solo entre enero y agosto de este año, de acuerdo con las estadísticas del Ministerio de Hacienda (ver la infografía).

El reporte de la Dirección General de Jubilaciones y Pensiones de la cartera indica que los aportes del sector llegaron a los G. 91.201 millones en lo que va del 2019, mientras que los gastos por el pago de los haberes a los uniformados retirados alcanzaron los G. 421.419 millones, lo que origina la diferencia negativa citada más arriba. En términos porcentuales, el déficit es del 78%.

El saldo rojo es cubierto por el Tesoro con los recursos que se generan por el cobro de impuestos. Esto, debido a que según la Ley 4252/10, el déficit del sector no civil no puede ser cubierto con el superávit del sector civil.

Según el documento oficial, hay unos 13.605 militares activos como aportantes de la Caja Fiscal (5,7% del total), mientras que los retirados llegan a los 8.236 (13%).

INEQUIDAD. En la actualidad, los militares no tienen una edad o aporte mínimo para jubilarse, de acuerdo con un reporte elaborado por el Ministerio del Trabajo.

El documento señala que la jubilación ordinaria o extraordinaria de los integrantes de las Fuerzas Armadas (FFAA) no se rige por los parámetros utilizados para el resto del funcionariado. Además, la tasa de sustitución es del 100%.

Asimismo, según la Ley 4670/12, los componentes de las FFAA que se encuentran en situación de retiro deben percibir sus haberes equiparados con el sueldo de los militares que están en actividad y en correspondencia al grado jerárquico que ostentaban al momento de su retiro.

REFORMA. El déficit de los sectores no civiles es una de las mayores preocupaciones del Ministerio de Hacienda.

Un estudio hecho por la cartera indica que solo entre los militares y policías han generado un agujero negro de USD 624 millones en los últimos cinco años en la Caja Fiscal. En ese sentido, Hacienda recordó que a esto se suman los cambios en la ley de jubilación médica, los que harán que en 2020 ya se empiecen a usar las reservas de la Caja Fiscal (alrededor de USD 900 millones), reservas que al ritmo de pagos actuales se agotarán en el 2027.

Por el momento, el Fisco avanza en el proyecto de reforma del sistema de jubilaciones y pensiones, con el objetivo de tener el documento listo antes de fin de año.

Mediante esta propuesta, el Gobierno pretende corregir las inequidades del régimen actual y mejorar la supervisión del sistema, con la creación de una superintendencia.

Además, los técnicos de Hacienda analizan incluir en el proyecto la posibilidad de que un trabajador pueda optar por jubilarse antes de tiempo o con tasas sustitutivas mayores, mediante un régimen mixto. Si bien la idea es reformular el sistema de jubilaciones estableciendo un esquema de aportes y beneficios unificados, se estudia la factibilidad de fijar un mecanismo opcional para aquellos funcionarios que quieran retirarse excepcionalmente.

El ministro de Hacienda, Benigno López, había asegurado que el proyecto sería debatido con gremios empresariales y organizaciones sociales, de modo a buscar el mayor consenso posible.

Embed

Dejá tu comentario