Nacionales

A 4 años de establecerse el uso del cannabis medicinal en Paraguay, no hay muchos avances

Si bien la investigación médica y científica sobre el uso medicinal del cannabis y sus derivados se encuentra amparada bajo la ley, la medicina sigue siendo de difícil acceso por los costos y la burocracia, mientras el autocultivo está penado por la ley.

En el Día del Cannabis Medicinal, Cynthia Farina, presidenta de Mamá Cultiva Paraguay, lamentó que no haya avances en la implementación de la Ley 6007/17 "Que crea el Programa Nacional para el Estudio y la Investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados".

"No hay demasiados avances a cuatro años de la promulgación de la ley, que fue en el 2017, recién este año se habilitó el registro nacional. Sin embargo, no se le da ningún seguimiento, ninguna campaña para informar que existe un registro de pacientes", explicó con relación al Programa Nacional para la Investigación Científica y Uso Medicinal del Cannabis (Proincumed).

Al respecto, precisó que tanto los usuarios y los médicos no saben del registro para tener acceso al medicamento y que tampoco se desarrollan investigaciones científicas por parte del Gobierno, que faciliten información de su uso y sus beneficios, y cooperen en los avancen de la medicina en el país.

Nota relacionada: Cannabis, una alternativa válida para tratar el dolor

Afirmó que desde la organización social de madres trabajan en una investigación científica, pero que no tiene autorización para su publicación. Esta red de mujeres afirma que debe enfrentar a la industria farmacéutica, al Estado y al narcotráfico para poder producir el aceite de cannabis medicinal que alivia el dolor de sus hijos.

"Seguimos esperando que se cumpla la ley, en el artículo 2, inciso c: la distribución gratuita de todo aquel que requiera. En cuanto al registro, las personas que padecen de diferentes patologías están siendo rechazadas en el registro del Proincumed, en verdad, no hay un acceso real a la medicina ni tampoco ningún interés de un avance", cuestionó.

Según el último informe que la organización obtuvo del Ministerio de Salud, en el programa se cuenta con tan solo tres médicos y 40 pacientes registrados. "Es muy baja realmente la cantidad de médicos y de pacientes, es una cadena: el paciente no puede estar inscripto si su doctor no lo está también", mencionó.

También puede leer: Distribución gratuita de aceite de cannabis, con obstáculos en inscripción de médicos

Insistió que estos números revelan una ineficiencia comunicacional respecto a la posibilidad de acceder al cannabis medicinal. "No hay ningún curso, capacitación sobre la terapia de cannabis a los profesionales médicos, no hay investigaciones desde el Estado, tampoco las empresas licenciatarias están haciendo lo que deben hacer a cuatro años de haber ganado la licencia", indicó.

En ese sentido, comentó que solo hay dos empresas que están envasando cristales importados de CBD y los están distribuyendo. "Tampoco es una producción nacional y mucho menos una distribución. No hay cultivo, no hay producción, no hay distribución", lamentó.

Farina sostuvo que el autocultivo depende de voluntad política, y que desde Mamá Cultiva se han acercado a las instituciones, tanto a la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), la Fiscalía Antinarcóticos, el Ministerio del Interior para proponer diferentes acciones que faciliten el cultivo como una alternativa para acceder al medicamento.

También puede leer: Investigadora afirma que no hay interés de Salud Pública en promover uso de cannabis medicinal

La intención es impulsar nuevamente un cambio en la legislación que ampare también a las familias que están en esa situación de autocultivo y cultivo solidario, de manera legal.

"Para la ley seguimos siendo criminalizados, seguimos siendo sujetos de una pena carcelaria, por eso, lo que nosotros queremos es delimitar justamente el uso medicinal y el narcotráfico. Nosotros queremos que haya eso, que es lo que todavía no estamos logrando, seguimos trabajando en cuanto a eso en un proyecto de modificación de ley para que esa pueda ser una realidad", detallo.

Consciente de que el autocultivo no será apoyado por el sector farmacéutico y a un año del veto del Poder Ejecutivo al autocultivo, anunció que volverán a presentar un nuevo proyecto de ley.

"Nos gustaría lograr que las personas que decidan cultivar o formar algún cultivo colectivo tengan un acompañamiento en cuanto a la medición de las flores o los aceites elaborados, y tener el conocimiento de los componentes químicos que está teniendo el extracto que se está elaborando", señaló.

Destacó que desde Mamá Cultiva se cuenta con profesionales que trabajan en los componente del aceite medicinal elaborado por la organización, uno de los principales argumentos de las farmacéuticas para rechazar el planteamiento del autocultivo, pero que no se da a nivel nacional, ya que no se cuenta con capacidad de alcance.

Pese a estos obstáculos, Farina aseguró que seguirán en la labor de garantizar "un bajo costo y que todo aquel que necesite tenga acceso a la medicina y no sea criminalizado".

Dejá tu comentario