19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
14°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Parcialmente nublado
10°
22°
Martes
Despejado
17°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 11 de mayo de 2017, 05:56

Un nuevo convoy de evacuados sale de la ciudad siria de Homs hacia una zona rebelde

El Cairo, 11 may (EFE).- El noveno convoy de combatientes y civiles evacuados del barrio sitiado de Al Waer, el único con presencia rebelde en la ciudad siria de Homs, salió hoy en dirección a la población de Yarablus, controlada por rebeldes y situada en el noreste de la provincia septentrional de Alepo.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos explicó en un comunicado que está previsto que esta tanda de evacuados llegue en las próximas horas a zonas controladas por fuerzas turcas y facciones rebeldes e islámicas que forman parte de la operación Escudo de Éufrates en las afueras de Alepo.

Por su parte, la agencia de noticias oficial siria, SANA, aseguró que entre los evacuados se encuentran 260 combatientes y 1.372 familiares de estos, que fueron trasladados en 41 autobuses.

Su salida se efectuó con la colaboración de la Media Luna Roja Siria y la Policía militar.

El gobernador de Homs, Talal al Barazi, citado por SANA informó de que la última tanda de evacuados de Al Waer partirá el próximo 20 de mayo, después de lo cual, las autoridades comenzarán la rehabilitación de la infraestructura y las instalaciones damnificadas por los combates.

El pasado 18 de marzo comenzó la salida de civiles y combatientes de Al Waer, a la cual se procede gradualmente, gracias a un pacto logrado entre las autoridades sirias y las facciones locales.

Estas evacuaciones se enmarcan dentro de la estrategia del Gobierno sirio de alcanzar lo que denomina "procesos de reconciliación nacional".

Dichos procesos son, en la práctica, acuerdos de rendición que se aplican en áreas sitiadas y que se alcanzan tras negociaciones entre las autoridades y grupos rebeldes locales.

Normalmente se implementan en áreas rodeadas por los leales al presidente sirio, Bachar al Asad, aunque también se han dado casos, como el de los pueblos de mayoría chií de Fua y Kefraya, asediados por grupos islámicos como el Organismo de Liberación del Levante, la alianza de la exfilial de Al Qaeda.