25 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 13 de septiembre de 2017, 01:00

Un juez del Supremo autoriza una nueva investigación contra Temer

La base para estas nuevas sospechas es que un decreto, firmado en mayo, habría facilitado negocios de Rodrimar en el puerto de Santos, a cambio de sobornos pagados al PMDB, que lidera el presidente.

EFE

BRASILIA - BRASIL

El presidente brasileño, Michel Temer, será investigado por presunta corrupción en relación a un decreto sobre el sector portuario con el que habría favorecido los negocios de una empresa privada, informó ayer la Corte Suprema.

La autorización para esa nueva investigación en torno a Temer fue dada por el juez Luis Roberto Barroso, uno de los 11 miembros del tribunal, ante las sospechas de que un decreto que alteró artículos de la ley que rige la actividad portuaria fue una suerte de favor político a la empresa Rodrimar.

La solicitud para averiguar el papel de Temer en la emisión de ese decreto fue presentada por la Fiscalía General, que tiene otras investigaciones en curso contra el mandatario que llevaron hasta a una acusación formal por corrupción, aunque rechazada y archivada por decisión de la Cámara de Diputados. La base para estas nuevas sospechas es que el decreto, firmado en mayo, habría facilitado negocios de Rodrimar en el puerto de Santos, a cambio de sobornos pagados al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera el propio Temer.

Según la Constitución brasileña, un mandatario en pleno ejercicio del cargo solo puede ser llevado a un juicio penal con el aval de la Cámara Baja y si el delito en cuestión hubiera sido cometido desde el poder, lo que sería el caso si se probaran esas nuevas sospechas. En el fallo que autorizó la investigación, el juez Barroso dijo que "a nadie le puede ser indiferente el peso personal o político de que una figura pública, aún más el presidente de la República, figure como investigado en un procedimiento de esa naturaleza". Esta nueva investigación se suma a otras abiertas contra Temer por acusaciones del grupo JBS, cuya validez legal ha sido puesta en duda, lo que podría llegar a invalidar esos testimonios.

SOSPECHA POLICIAL. La Policía Federal sospecha que el presidente Temer, junto con un grupo de colaboradores de su partido, participaron en actos ilícitos que les reportaron hasta 10 millones de dólares en beneficios, según un informe de la policía. Hay evidencia de que Temer y colaboradores pueden estar involucrados en actos de corrupción activa y pasiva, fraude y otros delitos. La policía envió el reporte al Supremo Tribunal Federal. Aunque el reporte no especificó qué ventajas podría haber obtenido Temer, identificó una serie de transferencias hechas desde compañías como Odebrecht SA y dinero originado en contratos del Estado.


El presidente ataca a la Corte ante otra denuncia
La Presidencia de Brasil volvió a rechazar con virulencia ayer la multiplicación de acciones legales contra el mandatario Michel Temer, que en los próximos días podría ser objeto de una segunda denuncia formal por parte del fiscal general Rodrigo Janot. "El estado democrático de derecho existe para preservar la integridad de los ciudadanos, para cohibir la barbarie de la punición sin pruebas y evitar toda forma de injusticia. En las últimas semanas, en Brasil ocurre exactamente lo contrario", afirmó la secretaría de Comunicación de la Presidencia. Es el segundo texto de ese tenor emitido por la Presidencia desde que la prensa filtrara el lunes un presunto informe de la Policía Federal (PF) que deja más que mal parado a Temer.