7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
24°
31°
Jueves
Tormentas
22°
28°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Muy nublado
20°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 29 de junio de 2016, 11:12

Turquía consternada y de luto por el atentado que mató al menos a 41 personas

Turquía amaneció este miércoles consternada y horrorizada tras el atentado suicida perpetrado anoche por supuestos yihadistas del grupo Estado Islámico (Dáesh) en el aeropuerto internacional de Estambul, que causó al menos 41 muertos, entre ellos 13 extranjeros, y 239 heridos.

EFE

En un comunicado, la oficina de Gobernación de Estambul precisó que se han identificado hasta ahora 37 de las víctimas mortales, de las que diez son extranjeras y tres tienen doble nacionalidad.

Añadió que 130 heridos seguían hoy internados en diversos hospitales mientras que 109 habían sido dados de alta.

La prensa turca asegura que los extranjeros muertos son cinco saudíes, dos iraquíes, un tunecino, un uzbeco, un jordano, una ucraniana, un iraní y un chino.

Según el recuento de las autoridades, tres kamikazes perpetraron el ataque sobre las 18.50 GMT de ayer martes, en una entrada a la terminal de salidas del aeropuerto Atatürk de Estambul.

Armados con fusiles de asalto, los terroristas abrieron fuego contra la gente y el personal de seguridad en el control de la entrada a la terminal de llegada de vuelos internacionales, antes de activar los explosivos que llevaban atados a sus cuerpos.

Una de las explosiones se produjo en el interior del aeropuerto, otra antes justo en la entrada y la tercera en un aparcamiento.

Imágenes de las cámaras de seguridad emitidas por televisiones turcas e internacionales mostraron cómo los viajeros salieron a la carrera de la zona del control de seguridad y después se produce una detonación.

En otro vídeo se ve cómo uno de los asaltantes que logró entrar en la terminal cayó malherido por disparos de los vigilantes antes de activar los explosivos que llevaba consigo.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de España informó hoy de que no había víctimas españolas y recomendó viajar con extrema precaución a Turquía, evitar en la medida de lo posible el aeropuerto Atatürk y tener una "actitud atenta y vigilante" en las zonas más céntricas y turísticas de Estambul y Ankara.

Estados Unidos y Alemania ya habían advertido a sus ciudadanos de la amenaza terrorista en Turquía, pues la masacre de ayer se suma a otros dos atentados suicidas en Estambul atribuidos al Dáesh en lugares turísticos y que causaron una quincena de muertos.

Además, dos atentados con coche bomba en Ankara, reivindicados por el grupo armado "Halcones por la Libertad de Kurdistán" (TAK, en sus siglas en kurdo), cercano al ilegal Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), provocaron más de 60 muertos en febrero y marzo.

Si bien hasta el momento nadie se ha atribuido la autoría de la masacre de ayer, el primer ministro turco, Binali Yildirim, señaló esta madrugada, cuando acudió al lugar de los hechos, que "los primeros indicios apuntan al Estado Islámico".

Por su parte, el Ministerio del Interior de Turquía ha organizado un centro de crisis para seguir la situación.

Al condenar anoche el atentado, el presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, destacó que este tipo de ataques podría haber pasado en cualquier otra ciudad del mundo.

"Espero que el ataque contra el aeropuerto Atatürk sea un punto de inflexión para la lucha común contra todas las organizaciones terroristas del mundo", dijo el jefe de Estado.

El atentado de Estambul sucede justo después de conocerse que Turquía normalizará sus relaciones con Israel y Rusia.

El aeropuerto Atatürk, el mayor de Turquía y uno de los más transitados del mundo, fue cerrado durante cinco horas pero se reabrió esta madrugada y está volviendo lentamente a la normalidad, aunque numerosos vuelos seguían hoy cancelados o retrasados.

La comunidad internacional, desde el papa hasta la oposición siria, ha condenado enérgicamente este atentado, que significa un duro golpe para el importante y ya debilitado sector turístico del país.

La Organización Mundial de Turismo (OMT) pidió hoy a la comunidad internacional que no aisle al país euroasiático como destino turístico.

"Turquía es un destino turístico líder y estamos seguros de que seguirá siendo así; ahora es el momento de apoyar a Turquía", dijo el secretario general de la OMT, Taleb Rifai.