18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
20°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
10°
22°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
domingo 9 de julio de 2017, 13:06

Tatiana sobre su trasplante: "Me sentí más viva que nunca"

Tatiana Benítez Insaurralde, en el 2007 contaba con tan solo seis años de edad cuando recibió un trasplante de corazón. A 10 años de esa intervención quirúrgica recuerda que se siente más viva que nunca, actualmente lleva una vida normal y con logros deportivos.

"Después de un trasplante, la personas vuelven a nacer, yo me sentí más viva que nunca", fueron las palabras de la joven al recordar su trasplante de corazón. Fue en el programa La Lupa de Telefuturo.

Tatiana Benítez habló sobre su vida y de la importancia de la donación de órganos al recordarse este domingo el Día Nacional del Trasplante, tras la promulgación de la Ley 5603 por parte del Ejecutivo.

"Llevo una vida totalmente normal porque voy al colegio, puedo hacer deportes y sin ninguna complicación, pero están las recomendaciones médicas", indicó en forma alegre.

Para el director del Instituto Nacional de Ablación y Trasplante (INAT), Hugo Espinoza, el testimonio de la joven es importante porque revela que el tratamiento puede funcionar y cambiar la vida de las personas afectadas.

"A través de ella queremos demostrar a la gente que hay muchos pacientes esperando. Esto sigue siendo un problema", resaltó. Cree que se debe realizar un análisis multisectorial para lograr una reforma en la salud.

LOGRO DEPORTIVO. Su sueño era solo el de vivir. Diez años después se consagró campeona mundial de golf de trasplantados, en Málaga, España.

"Querer es poder, creo en eso. Yo salí viva del trasplante y quise que mis sueños se hagan realidad. Creo que se pueden hacer realidad. Si pude contra la muerte, por qué no iba poder traer una medalla para mi país", dijo Tatiana días atrás, luego del logro deportivo.

En esa competición participaron alrededor de 3.000 atletas de 55 países diferentes. Fue la edición número 21 y, por primera vez, Paraguay estuvo representado.

Lo hace para superarse. "Lo que más me gusta de este tipo de competencias es que las personas no quieren superar a otras personas, todos juegan a superarse a sí mismos", reflexionó.