23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
miércoles 9 de agosto de 2017, 02:00

Reclamo por pupitres casi acaba a los golpes entre ediles y docentes

Se trata de otro capítulo más en la disputa que mantienen concejales e intendenta municipal de Ciudad del Este. Una manifestación se realizó ayer en el patio de la Legislatura, que amaneció sitiada por policías.

Noelia Duarte y Wilson Ferreira

CIUDAD DEL ESTE

Lo que debió ser una audiencia pública de docentes en la sesión de la Junta Municipal por poco llegó a los golpes entre algunos miembros de la corporación legislativa y los maestros. Se registraron acusaciones de todo tipo, la Policía debió intervenir y no hubo avances. Mientras tanto, en el patio estaba un fuerte grupo reclamando a los ediles.

Un grupo de educadores ingresó a la sala de sesiones y los concejales les explicaron que no homologaron el contrato con la empresa Classic Muebles SA por G. 843 millones porque no tenía patente al día, no presentó garantía de cumplimiento de contrato, certificado de no estar en quiebra y otros requisitos.

Previamente, el profesor Blas Guerrero, del Sindicato Nacional de Directores, reclamó al concejal Juan Carlos Barreto que usara a los niños para su trampolín político, al publicar en sus redes sociales el caso del chico que se golpeó con un martillo. Esto generó una reacción furibunda del edil y comenzaron a vocearse, hasta que Barreto intentó llegar hasta el docente, pero fue contenido por sus colegas, quienes a empellones lo hicieron volver a su curul.

Luego de algunos atisbos de normalidad en el debate entre profesores y concejales, Teodoro Mercado, titular del Legislativo, reclamó que Guerrero los tratara de "tavychos". Luego reaccionó Herminio Corvalán, quien ya pidió que la Policía sacara al profesor de la sala de sesiones.

La cuestión no pasó a mayores, pero sí hubo fuertes enfrentamientos verbales entre ediles oficialistas y opositores, además de la reacción de los profesores, quienes en medio del alboroto también reclamaron a los concejales la resolución respecto a las sillas pedagógicas.

Finalmente no se avanzó en nada respecto a una salida para que sean distribuidos 1.300 mobiliarios en 38 instituciones educativas de Ciudad del Este. Los directores de las escuelas indicaron que sacarán un pronunciamiento para definir acciones al respecto.

"Nos dicen que se debe hacer un nuevo llamado, eso lleva 3 a 4 meses, es el tiempo que queda para terminar las clases y nosotros necesitamos esos mobiliarios. Hay necesidades en las escuelas", expresó Antoliana Lezcano, directora del Centro Regional de Educación.

EN EL PATIO. Mientras la discusión se daba en la sala de sesiones, en el patio estaba un importante grupo de seguidores de Sandra McLeod, representantes de los barrios, trabajadores del manubrio, además de algunos docentes que portaban pancartas contra lo resuelto por los ediles.

En una de las dependencias próximas a la sala de sesiones estaba un grupo de personas que generó nervios en los seguidores de McLeod que acompañaron a los docentes y amenazaron con forzar la valla de seguridad dispuesta por la Policía Nacional.

El grupo que vino de los barrios fue traído en buses de transporte público que estacionaron en la seccional colorada Nº 1 (frente a la Municipalidad) y de ahí fueron a la sede legislativa. Por momentos hubo mucha tensión, pero el despliegue de seguridad impidió cualquier enfrentamiento. También en las afueras de la corporación legislativa se escucharon improperios de todo tipo contra los 8 ediles que no homologaron el contrato.


Guerra en redes

La manifestación de docentes y directores, en el marco de la disputa que mantienen los concejales y Sandra McLeod por la compra de un lote de pupitres, también fue candente en las redes sociales. Hubo fuertes críticas a los docentes, que fueron calificados de serviles al denominado clan Zacarías, conformado por la intendenta, su esposo el político colorado Javier Zacarías y su hermano el gobernador Justo Zacarías.