17 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
lunes 26 de junio de 2017, 20:47

Prisión domiciliaria para torturador que fue condecorado

Tras la imputación a policías acusados de torturar durante el régimen de Alfredo Stroessner, el Ministerio Público pidió la prisión domiciliaria del comisario Eusebio Torres, quien irónicamente había recibido un homenaje de parte del ex ministro del Interior del actual gobierno.
La agente fiscal Liliana Zayas Guggiari imputó a Nicolás Lucilo Benítez Santacruz (79), Camilo Almada Morel (75), Juan Aniceto Martínez Amarilla (65), Eusebio Torres Romero (81), Agustín Belotto Vouga (84), Manuel Crescencio Alcaraz (74), Obdulio Arguello Brítez (77), Mario Flores Cáceres (64), Felipe Nery Saldívar (87) y Fortunato Lorenzo Laspina (72).

Todos ellos fueron reconocidos por víctimas de tortura durante la dictadura stronista, entre los años 1976 a 1978, en el Departamento de Investigaciones de la Policía Nacional.

"Todas las personas imputadas, mencionadas más arriba, comparecieron en sede del Ministerio Público a los efectos de ejercer su medio de defensa en declaración indagatoria, en ejercicio de sus derechos constitucionales, asistidos por un defensor de su confianza", informó la Fiscalía este lunes.

El ex comisario Eusebio Torres Romero fue procesado por torturas y le fue concedido el arresto domiciliario en febrero del año 2007 por el juez Digno Fleitas, debido a su avanzada edad, según señaló en el escrito de la disposición. Su abogado defensor llegó a ofrecer una fianza de G. 300 millones

El hombre cumplió la medida en su casa de la calle Testanova 1258, del barrio Sajonia, con vigilancia aleatoria de la Comisaria 2ª Metropolitana.

El premio Nobel Alternativo Martín Almada asegura que Torres lo torturó y que fue el responsable de la desaparición de los hermanos Benjamín y Rodolfo Ramírez Villalba. "Él me llevaba en la Caperucita Roja, me torturaba y me llevaba, él mismo era el chofer", expuso recordando que lo pileteaba en una bañera llena de excrementos.

Eusebio Torres Romero había sido homenajeado junto a otros policías retirados durante la gestión de Francisco de Vargas al frente del Ministerio del Interior, generando polémica e indignación por parte de las víctimas del stronismo.