3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 3 de julio de 2016, 04:04

Phelps y DiRado completan su último preolímpico con sendos triunfos

Redacción deportes EEUU, 2 jul (EFE).- El legendario nadador Michael Phelps se despidió de lo que ha sido su último torneo preolímpico de Estados y lo hizo con otro triunfo, el logrado en los 100 metros mariposa, que le permitirá buscar su cuarta medalla de oro dentro de esa modalidad en los Juegos de Río de Janeiro.

Junto a Phelps, la nadadora Maya DiRado también fue protagonista de la séptima y penúltima jornada del torneo que se celebra en la piscina central del CenturyLink Center de Omaha (Nebraska), al conseguir el tercer triunfo en lo que también fue su última participación en un preolímpico, porque a pesar de tener sólo 23 años tiene previsto retirarse al concluir Río de Janeiro 2016.

Phelps, que ha logrado hacer historia de nuevo con su quinta participación consecutiva a unas Olimpiadas, algo que ningún nadador había conseguido anteriormente, cerró con broche de oro el que ha sido su último torneo preolímpico al ser primero en la prueba de los 100 mariposas al marcar un tiempo de 51 segundos.

La carrera de Phelps fue espectacular en los últimos 50 metros al superar a sus rivales, que en los primeros habían estado mejor, pero al final no pudieron el mejor nadador de todos los tiempos que estableció la segunda mejor marca del mundo en lo que va año.

Tom Shields se tuvo que conformar con el segundo puesto al parar el cronómetro en 51 segundos y 20 centésimos, lo que permitió también estar en Río de Janeiro, al establecer el tercer mejor tiempo del mundo en lo va de año, y Seth Stubblefield tocó tercero la pared de la piscina (51.24).

"Ha sido un final increíble, un poco largo, pero le había dicho a mi entrenador Bob Bowman, cuando me preguntó que plan tenía para esta noche y mi respuesta fue simplemente que no quería perder la última prueba de mi carrera en territorio nacional, y esa fue la idea que se mantuvo siempre en mi mente", declaró Phelps al concluir la prueba.

Phelps tiene asegurada en Río de Janeiro su participación y defensa de las medallas de oro en las pruebas de 200 y 100 metros mariposa y en los 200 combinados.

Antes que llegase la exhibición final de Phelps, DiRado la había dado en los 200 metros espalda femeninos que ganó con un tiempo de 2 minutos, 6 segundos y 90 centésimos.

La victoria permitió a DiRado conseguir su tercer triunfo en el torneo, después que ya había sido también primera en las finales de 400 y 200 metros combinados.

Missy Franklin volvió a ser su rival más directa al quedar segunda con un tiempo de 2 minutos, siete segundos y 89 centésimos, que le permitieron también estar en Río de Janeiro.

Si Phelps y DiRado ya habían asegurado su tercer triunfo cada uno, faltaba todavía el que lograse otra estrella de la natación estadounidense, Katie Ledecky, que triunfo sin problemas en la prueba de los 800 metros libres, que ganó con un tiempo de 8 minutos, 10 segundos y 32 centésimos.

Leah Smith entró en segundo lugar al dejar el cronómetro en los 8 minutos, 20 segundos y 18 centésimos, que también le garantizaron su clasificación a los Juegos de Río de Janeiro.

Ledecky, que había ganado anteriormente en los 400 y 200 metros libres, respectivamente, se unió a Phelps y DiRado como vencedoras en tres pruebas.

Smith que ocupó el segundo lugar en las mismas pruebas que ganó Ledecky también participará en las tres cuando ambas compitan el próximo agosto en Río de Janeiro.

La cuarta y última final de la jornada fue la de los 50 metros libres masculinos que ganó Nathan Adrian con un tiempo de 21 segundos y 51 centésimos, el tercero más rápido del mundo en lo que va de año.

Mientras que Anthony Ervin, de 35 años, el más veterano de los nadadores que han participado en el torneo preolímpico, fue segundo con un cronómetro de 21 segundos y 52 centésimos, el cuarto más rápido del mundo en lo que va de año, y consiguió clasificar a los cuarto Juegos Olímpicos de Verano.

Ervin, que ganó la medalla de oro en los de Sydney 2000, tendrá de nuevo la oportunidad, la última de luchar por conseguirlo de nuevo.