23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
martes 6 de junio de 2017, 01:00

Pedirán refinanciación de deudas ante inundaciones

De acuerdo con datos de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), se estima que hay unas 9.000 familias dedicadas a la agricultura y ganadería que están afectadas por las inundaciones en Ñeembucú y Misiones, informó el presidente de la Rural, Luis Villasanti.

El presidente del gremio dijo ayer en conferencia de prensa que la organización a su cargo realiza un seguimiento diario de lo que ocurre en esas zonas. “Es una verdadera catástrofe”, admitió.

El ganadero añadió que los pequeños productores son los más afectados, por lo que van a solicitar, entre otras medidas, que el Banco Central del Paraguay (BCP) considere esta situación y permita, a través de resoluciones, la refinanciación de deudas privadas, algo que ya se hizo en el pasado cuando hubo situaciones similares.

Así también solicitarán que la calificación del cliente no se modifique ante esta situación, debido a que existe una imposibilidad extraordinaria de honrar deudas actualmente.

En la misma línea, los intendentes de los distritos afectados también solicitaron al ministro de Agricultura y Ganadería, Juan Carlos Baruja, que se gestione un régimen de refinanciación de las deudas que los campesinos de los departamentos afectados tienen con el Crédito Agrícola de Habilitación (CAH).

Este pedido se hizo durante una reunión entre los jefes comunales y los ministros de diferentes carteras de Estado, realizada ayer por la mañana en el local de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), en Asunción. El argumento de los intendentes fue el mismo que expuso Villasanti.

ASISTENCIA. El titular de la ARP comentó que están asistiendo a los afectados con balanceados, materiales de construcción y alimentos.

Así también el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) está asistiendo a los productores ganaderos. Cabe destacar que un total de 52.000 ejemplares fueron traslados a otras áreas y que la mortandad de animales en la zona asciende aproximadamente a 1.000 cabezas.

Los agricultores por el momento reciben solamente alimentos, debido a que no pueden plantar hasta tanto retrocedan las aguas. En ambos casos, hay un perjuicio adicional debido al mal estado de los caminos, lo que impide que se trasladen productos y animales.