9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 29 de junio de 2016, 11:19

Padres de Edelio presionan por información y se reúnen con titular del Congreso

Los padres de Edelio Morínigo se reunieron este miércoles con el presidente saliente del Congreso, Mario Abdo Benítez, a fin de ejercer presión en la búsqueda de información sobre la situación de su hijo, quien está secuestrado hace casi dos años por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Obdulia Florenciano y Apolonio Morínigo, padres del suboficial de Policía, llegaron hasta la capital en búsqueda de información sobre la situación de Edelio.

"Yo voy a seguir presionando para conseguir información y para eso vine junto al presidente del Congreso", expresó la madre tras la reunión mantenida con el titular del Poder Legislativo, Mario Abdo Benítez.

La intención es obtener mayor información que la otorgada hasta la actualidad por las autoridades. "Solo estamos pidiendo saber si mi hijo está vivo", indicó a los medios de prensa.

También solicitó a la ciudadanía hacer fuerza común y pedir por la libertad de su hijo, quien el próximo 6 de junio cumple dos años de estar secuestrado por los miembros del grupo armado.

Además, Obdulia Florenciano criticó la labor del ministro del Interior, Francisco de Vargas, porque considera que no está haciendo lo suficiente.

Los familiares del uniformado convocan a una marcha el 5 de julio, con un acto central a realizarse en la Plaza de Armas, en el microcentro de Asunción. La movilización iniciará a las 16.30, teniendo como punto de partida la avenida Artigas esquina General Santos.

Su paradero sigue siendo desconocido y su última prueba de vida se dio en octubre de 2014, cuando apareció en un video junto al joven Arlan Fick, quien en ese momento también estaba secuestrado y fue posteriormente liberado el día de Navidad de ese mismo año.

El Ejército del Pueblo Paraguayo habría solicitado la liberación de seis de sus miembros detenidos a cambio del suboficial. Sin embargo, esa posibilidad en todo momento fue descartada por las autoridades.