8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
lunes 27 de junio de 2016, 19:04

Niño torturado necesita leche, pañales y ropas

El niño de 3 años que fue quemado por su padrastro en sus genitales, como castigo por haber orinado en la cama, se encuentra en la Fundación Martín Cabrera de Limpio y necesita pañales, leche y ropas.

Cristina de Cabrera, la directora de la fundación, comentó que en el lugar le brindan asistencia tanto al niño como a su hermanita de 9 meses y a su madre de 21 años.

Ambos menores están con gripe y diarrea, por lo que están siendo medicados. El niño sufrió quemaduras de primer grado, en el sitio le están poniendo cremas y debe de seguir un tratamiento.

Las criaturas también estaban muy mal alimentadas, en la fundación se les proveyó de algunas prendas de vestir, la niña llegó desabrigada y además se encuentra irritaciones en la piel.

"Son bendecidos al ser rescatados, no sé qué iba pasar de ellos", expresó en contacto con ULTIMAHORA.COM.

La directora dijo que ambos menores necesitan de leche, pañales y ropas de invierno ya que son de muy escasos recursos, por lo que pide la ayuda de la ciudadanía, quienes deseen brindarles algún tipo de donación pueden comunicarse a los números (0981) 607-194 y (021) 783-774.

Los niños vivían en un terreno que compartían tres familias, habían casi 14 niños residiendo en el lugar.

La abuela y las hermanas del padrastro se ganan la vida vendiendo remedios yuyos y juntando plásticos.

La mujer estaba con su pareja por un plato de comida

La joven de 21 años es madre de 3 hijos, cuando tenía 16 años dio a luz a un bebé que nació ciego, actualmente el menor tiene 5 años y vive con su abuela materna en la ciudad de San Lorenzo.

Tanto la mujer como su pareja de 20 años juntaban plásticos para llevar un poco de pan a su vivienda.

"Ella dijo que estaba con él por un plato de comida, no tenía en dónde vivir. Ella se aferró a él cuando vino la criatura", refirió Cristina de Cabrera.

Además, explicó que la mujer necesita la ayuda de un sicólogo, debido a que tuvo una vida bastante difícil y dolorosa; ya que tuvo muchos golpes no asimila lo que está bien o lo que está mal, a veces apoya a su pareja y otras veces le da rabia, indicó la directora.

El niño está feliz

Cristina de Cabrera comentó que el niño que fue víctima de maltrato se encuentra muy feliz en el lugar, juega, corre, está sonriente y admira los juguetes, al principio era tímido, pero ahora se comunica más con las personas.

"Me pone triste porque en cualquier momento va a salir de esa nube donde está, no sé qué destino le van a dar", concluyó.

Por su parte, el padrastro fue imputado por violencia familiar y guarda prisión en la Penitenciaría Regional de Emboscada.

El mismo había manifestado que por recomendación de su abuela quemó los genitales del niño prendiendo fuego con papel y colocándolo encima, ya que así "se curaría" de orinar en la cama, según dijo este domingo.