4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 22 de octubre de 2016, 04:08

Mueren al menos 21 supuestos yihadistas en una redada en el Sinaí egipcio

Al menos 21 supuestos yihadistas murieron a manos del Ejército egipcio en el norte de la provincia del Sinaí, informó el portavoz militar, Mohamed Samir.

EFE

En un comunicado publicado en las últimas horas en Facebook, Samir precisó que las fuerzas aéreas egipcias, apoyadas por artillería, bombardearon ayer 24 posiciones de los "takfiríes" (islamistas radicales), lo que causó las 21 muertes.

Además, esos ataques destruyeron 40 motos y 16 artefactos explosivos.

El portavoz castrense agregó que las fuerzas egipcias "van a continuar luchando contra el terrorismo para la seguridad del país y sus ciudadanos".

Ayer, al menos dos policías murieron y un soldado resultó herido por la explosión de un artefacto en la ciudad de Al Arish, capital de la provincia del Norte del Sinaí.

El pasado viernes, al menos doce soldados egipcios fallecieron y seis resultaron heridos en un ataque armado en el Sinaí, que fue reivindicado por la filial en Egipto del grupo terrorista Estado Islámico (EI), Wilayat Sina.

El pasado martes, el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, amplió otros tres meses el estado de emergencia y el toque de queda en varias zonas del norte de la península del Sinaí, que entraron en vigor por primera vez en octubre de 2014.

El estado de emergencia se aplica en las zonas ubicadas entre la frontera con Gaza e Israel (este) y la ciudad de Al Arish y desde la costa mediterránea hasta la montaña de Hilal, al sur de Al Arish.

Esta es la octava vez que las autoridades egipcias prorrogan estas medidas excepcionales en varias zonas del Sinaí, donde el Ejército egipcio impide la entrada de medios de información y lleva a cabo operaciones de seguridad contra grupos armados radicales.

Los ataques contra la Policía y el Ejército se intensificaron en Egipto desde la destitución del presidente islamista Mohamed Mursi, apartado del poder por los militares el 3 de julio de 2013.

Las fuerzas de seguridad llevan a cabo continuas operaciones en el norte del Sinaí contra los grupos extremistas que han instalado allí sus bases, entre ellos Wilayat Sina.