8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
martes 27 de septiembre de 2016, 02:00

MEC anula adjudicación y sector privado exige observadores externos

Luego de las irregularidades confirmadas en las adjudicaciones y ante la exigencia del sector privado que integra el Consejo del Fonacide, el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) decidió cancelar ayer la licitación pública Nº 2/16 para la construcción de 161 obras escolares. El valor de los trabajos se estimaba en USD 18 millones.

Primero, se declararon desiertos 10 de los 14 lotes convocados ante descalificaciones de empresas constructoras de gran envergadura. Luego, publicaciones periodísticas dieron a conocer anomalías en las adjudicaciones de dos de los cuatro lotes adjudicados. En el lote Nº 13 se adjudicaron trabajos al Consorcio Itacuá, cuyo principal socio es Distribuidora Fénix SA, una firma dedicada al rubro de alimentos, que recién desde julio tributa en el rubro de la construcción, de acuerdo con la SET. Justo se inscribió en el área cuando se inició el llamado público del Ministerio. El valor adjudicado a esta compañía y ahora anulado era de más de G. 36.400 millones.

El segundo caso es el de todo un lote para el Consorcio Rivas SA, de Jorge Rivas, que tenía un proceso judicial encima por no cumplir como proveedor estatal. La sentencia se confirmó el pasado 20 de setiembre y la firma está inhabilitada para licitaciones hasta marzo del próximo año.

MÁS CONTROL. Una segunda carta envió el sector privado que forma parte del Consejo del Fonacide, donde exige al MEC la presencia de observadores externos, tanto en el proceso de la elaboración de las condiciones del llamado como en el trámite de evaluación. La anulación de la adjudicación se dio además luego de que el consejo, que tiene entre sus potestades la posibilidad de cambiar la entidad que desarrolle el programa con fondos, solicite la cancelación total de la licitación pública.

Exigen también una precalificación que permita garantizar que las empresas que se presenten sean realmente del sector de la construcción.