19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
domingo 25 de junio de 2017, 01:00

Matan de un balazo en el pecho a joven tras pecheo para comprar más cerveza

Un joven de 18 años de nombre Guido Domaniczky Britos fue detenido ayer como supuesto autor del crimen de otro joven, que fue identificado como Elías Cabrera Silva, de 20 años, a quien mataron alrededor de las 3.20, sobre la avenida Santísima Trinidad.

Según el subjefe de la Comisaría 10ª Metropolitana, comisario principal Miguel Rivarola, las circunstancias que rodearon al hecho se originaron en la estación de servicios del emblema Petrobras, ubicada sobre la calle Santísima Trinidad y Julio Correa, donde ambos estaban consumiendo bebidas alcohólicas en grupos distintos.

Según versiones que testigos aportaron a la Policía, Cabrera Silva ya no tenía dinero para seguir comprando cerveza, por lo que fue a pedir en el grupo de jóvenes que también se encontraban bebiendo.

Aparentemente –de acuerdo a las versiones–, al no encontrar respuesta a su pedido, Cabrera empezó a lanzar insultos contra los jóvenes que se negaron a darle la plata. Estos, luego salieron del lugar sobre la avenida Santísima Trinidad, dirigiéndose hacía la Autopista. Cabrera y su amigo, con quien estaba tomando, empezaron a seguir a los jóvenes, entre ellos Domaniczky, quien empezó a correr.

Viendo frustrado su deseo de seguir bebiendo, Cabrera lanzó contra los jóvenes su termo, en el que tenía solo hielo, que por poco golpeó a uno de los jóvenes.

Fue ahí que Domaniczky sacó de entre su cintura una pistola 675 y realizó un disparo, que fue letal, ya que dio en el pecho de la víctima, quien cayó en el pavimento, muriendo casi al instante.

Los demás jóvenes se dieron a la fuga hacia Autopista, mientras la víctima quedó tendida en el piso. Minutos después llegó una patrullera de la comisaría jurisdiccional y funcionarios del Ministerio Público para el levantamiento de cadáver.

Personal de la comisaría jurisdiccional empezó a cotejar datos y por medio de las cámaras de seguridad del surtidor identificaron al supuesto homicida y ayer, a las 10.00, fue ubicado y detenido. Según el comisario principal Rivarola, el supuesto autor confesó el crimen; manifestó que se encontraba tranquilamente bebiendo en el surtidor junto con otros amigos, sin molestar a nadie, hasta que apareció el joven que empezó a pedirles plata y a ofenderles. Domaniczky mencionó que solo se defendió del ataque de la víctima, que se encontraba con otro amigo.