25 de septiembre
Lunes
Mayormente despejado
19°
33°
Martes
Mayormente despejado
20°
33°
Miércoles
Muy nublado
21°
34°
Jueves
Mayormente nublado con tormentas
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
sábado 15 de julio de 2017, 01:00

“La gira me encuentra en un momento de madurez”

Andrés Calamaro es uno de los ídolos del rock actual, un asiduo visitante de Asunción, donde estuvo en octubre del año pasado en el escenario del Yacht. Esta vez, El Salmón vuelve para culminar una gira con un show especial, interpretando versiones acústicas del disco Romaphonic Sessions. Está acompañado por Germán Wiedemer (piano), Antonio Toño Miguel (contrabajo) y Martín Bruhn (percusión). A continuación, la charla mantenida con ÚH, vía email.

–¿Qué buscás ofrecer al público con tu gira acústica Licencia para cantar?

–Buscamos ofrecer buena música, clave y canciones. El trío (que me acompaña) es un grupo completo de licenciados musicales de alto nivel y van a demostrarlo. Es un recital distinto a los que normalmente ofrecemos con el sexteto eléctrico; provocamos un ambiente diferente, y por momentos, íntimo.

–¿En qué se diferencia tu álbum Romaphonic Sessions de tus discos anteriores?

–Romaphonic es un pequeño disco, apenas una grabación, acompañado por el piano de Germán, no responde a las rutas de navegación discográfica habituales ni es una producción normal de un disco. Digamos que es una sesión de canto acompañado con piano. Lo grabamos en una tarde... casi sin un verdadero sistema de grabación. No tiene ningún secreto más allá de lo que puede escucharse.

–¿En qué momento de tu carrera te parece que estás? ¿Con tu nuevo disco, te sentís más maduro musicalmente?

–Desconozco el futuro, no tengo planes más allá de terminar un álbum en marcha y un libro de 200 fotografías. Supongo que la gira Licencia para cantar me encuentra en un momento de madurez como intérprete. En este momento de mi vida tengo que suponer que sí.

–¿Cómo te sentís al volver a Paraguay?

–Muy bien y con mucha ilusión. Es la última parada de la gira y una despedida temporal con mis compañeros, con todo el grupo que viaja conmigo. Espero llevarme un poco del Paraguay conmigo. Y buenas sensaciones del escenario.

–¿Cuál será tu repertorio en Asunción, tocarás solo los temas de Romaphonic Sessions o también escucharemos tus clásicos?

–Es un repertorio que dividimos en tres partes... Contemplamos canciones de varios de mis discos; El Cantante, Bohemio, Honestidad Brutal y Alta Suciedad, además de cosas que grabamos con Los Rodríguez, y un momento para cantar (algo de) Los Abuelos de la Nada... Algunos de mis clásicos los vamos a tocar, lógicamente sí... Probablemente no sean todos... Es un repertorio completo e interesante que termina con aquellas canciones que, además de escucharlas, mi gente quiere cantar.