8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 20 de noviembre de 2016, 02:12

La fiscalía implica a la presidenta surcoreana en un caso de corrupción

Seúl, 20 nov (EFE).- La Fiscalía de Corea del Sur indicó hoy que la presidenta del país, Park Geun-hye, está implicada en un grave caso de corrupción y tráfico de influencias que salpica a una amiga y asesora suya.

El equipo de fiscales explicó sin embargo que no puede presentar cargos contra Park porque la Constitución surcoreana otorga inmunidad al presidente, excepto en casos de insurrección o traición, detalló la agencia Yonhap.

Tras una investigación preliminar, la Fiscalía acusó hoy formalmente a Choi Soon-sil, la amiga de la presidenta que se encuentra en prisión desde finales de octubre, por abuso de autoridad, coerción e intento de fraude, entre otros delitos.

Choi Soon-sil, a pesar de no ostentar ningún cargo público, presuntamente modificó los discursos de Park, intervino de forma oculta en asuntos de Estado y captó fondos de forma ilícita utilizando su influencia para después quedarse con parte de ellos.

La Fiscalía también presentó cargos por este caso contra dos excolaboradores de la presidenta, An Chong-bum y Jeong Ho-seong, acusados de entregar documentos gubernamentales y presidenciales a Choi.

La presidenta es sospechosa de actuar de manera cómplice con los tres acusados en muchas de los cargos planteados, según afirmó hoy la fiscalía.

Los abogados de Park rechazaron la semana pasada que los fiscales tomaran declaración a la presidenta hasta que no se presentaran cargos formalmente contra Choi, por lo que se espera que el interrogatorio sea en los próximos días

Tanto la oficina de la Presidencia como el abogado de Park lamentaron hoy la decisión de la fiscalía de implicar a la presidenta en un trama de corrupción y tráfico de influencias.

"El anuncio de la fiscalía con el resultado de su investigación es muy lamentable", dijo un funcionario presidencial a la agencia de noticias Yonhap.

Por su parte, los partidos de la oposición insistieron en pedir la dimisión de Park tras el anuncio de los fiscales.

"La presidenta Park se ha convertido en sospechosa, lo que crea las condiciones legales para presentar una moción para su sustitución", declaró a los medios Youn Kwan-suk, portavoz del principal partido opositor, el Partido Democrático.

En este sentido, insistió en que Park debería escuchar "las demandas de la gente" y renunciar voluntariamente en vez de "arrastrar al país a una crisis aún mayor".

El caso conocido como "Choi Soon-sil Gate" ha desatado una enorme indignación entre los surcoreanos que semanalmente se han manifestado de manera masiva para pedir la dimisión de la presidenta.

Park, que ha perdido perdón en varias ocasiones, ha intentado además rebajar la indignación popular renunciando a sus poderes en el gabinete y ofreciendo a la oposición que elija a un nuevo primer ministro.

El caso ha desencadenado la mayor crisis política a la que se enfrenta la presidenta conservadora desde que asumió el poder en 2013 y cuya popularidad ha caído en picado.