29 de junio
Jueves
Mayormente nublado
17°
27°
Viernes
Nublado
15°
23°
Sábado
Muy nublado
14°
23°
Domingo
Mayormente despejado
13°
24°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 21 de octubre de 2016, 13:47

La disputa por la alcaldía de Río de Janeiro se crispa por acusaciones mutuas

Río de Janeiro, 21 oct (EFE).- La disputa por la alcaldía de la ciudad brasileña de Río de Janeiro entre dos candidatos diametralmente opuestos se crispó hoy aún más con la divulgación de sondeos que muestran una reducción de la ventaja entre ambos aspirantes y las imparables mutuas acusaciones.

La alcaldía de la segunda mayor ciudad de Brasil será definida el 30 de octubre en segunda vuelta entre el senador Marcelo Crivella, un pastor evangélico y exmisionero de la Iglesia Universal del Reino de Dios, y el diputado izquierdista Marcelo Freixo, un académico reconocido por su labor en defensa de los derechos humanos.

Crivella, candidato por el derechista Partido Republicano Brasileño (PRB), fue el más votado en la primera vuelta, el 2 de octubre pasado, con el 27,78 % de los votos, en tanto que Freixo, aspirante por el izquierdista Partido Socialismo y Libertad (PSOL), fue segundo, con el 18,26 % de los sufragios.

Las primeras encuestas de intención de voto preveían que Crivella vencería con una gran ventaja en la segunda vuelta pero en los últimos días la distancia entre ambos en los sondeos ha disminuido gradualmente y ya dejan dudas sobre el posible vencedor.

De acuerdo con el sondeo divulgado hoy por el Instituto Ibope, la ventaja de Crivella, que hace una semana era de 26 puntos porcentuales, cayó en la encuesta realizada esta semana a 17 puntos.

La intención de voto por el senador evangélico cayó 5 puntos porcentuales en la última semana, hasta el 46 %, mientras que la del diputado izquierdista subió 4 puntos, hasta el 29 %.

La posibilidad de que esa tendencia se mantenga por los próximos nueve días, hasta la segunda vuelta del 30 de octubre, puso en alerta a ambas campañas, que reforzaron la estrategia de mutuas acusaciones con que vienen trabajando.

Al mismo tiempo, los candidatos renegaron de discursos antiguos, aprovechados por sus rivales, en un intento de no parecer tan radicales como son presentados.

Mientras que el líder evangélico pidió disculpas por discursos y sermones del pasado en que acusó a los católicos de prácticas diabólicas, condenó a los homosexuales y defendió la sumisión de las mujeres, Freixo intentó desmarcarse de posiciones de su partido en defensa de manifestaciones violentas, contrarias a las empresas privadas y que acusan a Israel de practicar un genocidio contra los palestinos.

Crivella intenta defenderse de los ataques en la campaña de televisión del PSOL por sus críticas a católicos y homosexuales y por los sermones en que pedía a los evangélicos asumir posiciones políticas para conquistar hasta la Presidencia de Brasil para que el Gobierno trabaje en favor de las minorías religiosas.

El candidato izquierdista considera que las encuestas muestran los resultados positivos de una campaña destinada a mostrar "la verdadera cara de Crivella" y admite que mantendrá la misma estrategia hasta las elecciones.

"Pese a tantos ataques, seguimos en primer lugar en las encuestas", intentó minimizar el senador.

Freixo, por su parte, adoptó un discurso menos permisivo con los encapuchados que aprovechan manifestaciones y protestas para atacar e incendiar edificaciones públicas y autobuses.

Fue una defensa a la campaña de televisión del PRB que pronostica el caos en la seguridad pública en caso de que el "permisivo" Freixo asuma la alcaldía.

El candidato izquierdista anunció igualmente que divulgará una carta con compromisos para aclarar posiciones del PSOL que son consideradas radicales por sus rivales.

En el texto, el aspirante se comprometerá, entre otras cosas, a controlar los gastos públicos, ya que el PSOL defiende lo contrario, y a mantener un diálogo con el sector privado.