20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 10 de mayo de 2017, 09:49

La Cámara baja de Argentina aprueba un proyecto contra la ley que benefició a un represor

Buenos Aires, 10 may (EFE).- La Cámara de Diputados de Argentina, por amplia mayoría, aprobó un proyecto de ley para que el denominado cómputo del 2x1 que causó polémica en el país al reducirle la pena a un represor no se aplique a delitos de lesa humanidad y lo envió al Senado, donde se espera que sea aprobado hoy mismo.

Con 212 votos a favor y sólo uno en contra, la Cámara aprobó el proyecto en una emotiva sesión que contó con la presencia de las emblemáticas organizaciones de derechos humanos Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, lo que generó aplausos y ovaciones de diputados de todos los partidos.

La aprobación de esta norma llega después de que la pasada semana la Corte Suprema de Justicia tomara, con tres votos a favor y dos en contra, la controvertida decisión de aplicar la ley 24.390, conocida como "2x1", en el caso del civil Luis Muiña, condenado en 2011 a 13 años de prisión por torturas y secuestros cometidos en una cárcel clandestina durante el último régimen militar (1976-1983).

Esta norma, que estuvo vigente entre los años 1994 y 2001, establece que si la detención preventiva de un imputado dura más de dos años, a partir de entonces cada día se computará doble a la hora de establecer la duración de la pena.

Además de causar el rechazo inmediato de las asociaciones de derechos humanos y de numerosos referentes sociales y políticos, incluidos varios miembros del Gobierno, la decisión del Supremo hizo que este martes el fiscal federal Guillermo Marijuan decidiera imputar a los tres jueces que votaron a favor.

Según informó el portal Parlamentario.com, este martes, el Parlamento fusionó siete proyectos de ley presentados por distintos bloques en uno solo para modificar esta norma -hoy derogada- y concretar que el 2x1 "no es aplicable" a los crímenes de lesa humanidad, genocidio o crímenes de guerra.

Asimismo, se estableció que el beneficio sólo podrá regir en los casos en los que el condenado hubiese estado en prisión preventiva durante la vigencia de la ley (1994-2001), algo que no ocurrió en el caso de Muiña, quien estuvo detenido previamente.

"La ley que estamos sancionando hoy viene a subsanar un error de este cuerpo legislativo, no de la Corte", apuntó la diputada oficialista Elisa Carrió durante la sesión.

Por su parte, la diputada de la formación de izquierdas Libres del Sur Victoria Donda hizo hincapié en que no van a permitir "que se quiera volver a levantar un muro de impunidad en nuestro país" y exclamó: "¡A los genocidas no se los perdona!".

El diputado radical Ricardo Alfonsín -hijo del primer presidente de la actual democracia argentina, Raúl Alfonsín- destacó que "no hay transformación posible, ni buena ni mala, que pueda hacer la política si no hay una mayoría social que no está dispuesta a acompañarla".

Horas antes de que tenga lugar la marcha convocada por organismos de derechos humanos para protestar contra el fallo de la Corte en Buenos Aires, el Senado busca celebrar una sesión especial para darle la sanción definitiva al proyecto.