22 de septiembre
Miércoles
Mayormente despejado
23°
35°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Mayormente despejado
18°
29°
Sábado
Nublado
17°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
ETC
viernes 14 de julio de 2017, 07:38

Investigadores mexicanos buscan combatir bacterias resistentes a antibióticos

Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrollan inmunoterapias contra las bacterias resistentes a antibióticos, informó este viernes la institución en un comunicado.
EFE

La investigación se enfoca en atacar estas bacterias, basados en potencializar el sistema de defensas del cuerpo humano.

"El objetivo es conocer qué moléculas o tipos celulares nos defienden contra estos patógenos", afirmó Paula Licona Limón, que está al frente de la investigación.

Las bacterias Acinetobacter baumannii y Pseudomonas aeruginosa están catalogadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como las bacterias número uno y dos de una lista de 12 patógenos resistentes a múltiples antibióticos y que son de los más peligrosos para la humanidad.

"Para la OMS, este es un problema alarmante. Se estima que para el 2050 podrían ocurrir hasta 10 millones de muertes causadas por bacterias resistentes a antibióticos si no hacemos algo ya", dijo Licona.

De acuerdo con la investigadora, que dirige el Laboratorio de Inmunología Molecular y Celular del Instituto de Fisiología Celular, los decesos por esta causa superarían a los de cáncer, estimados a nivel mundial en 8,2 millones.

La especialista explicó que estas bacterias afectan a pacientes hospitalizados y que tienen el sistema inmunológico deprimido, pues sufren quemaduras, están en terapia intensiva o tienen tratamientos contra el cáncer, principalmente.

Lo que buscan los investigadores es ubicar la molécula clave que defiende al organismo cuando lo ataca una infección para potencializarla "y tener una respuesta eficiente contra el patógeno".

Además de la inmunoterapia, los expertos analizan medicamentos que se usan contra otras enfermedades como el cáncer que inhiben la proliferación de todas las células, incluidas las propias.

No obstante, Licona advirtió que aunque en los últimos 70 años se han desarrollado diversos antibióticos para combatir distintos padecimientos, cada vez aparecen más rápido patógenos resistentes a ellos.

Por ello, recomendó que la gente no se automedique y termine sus tratamientos para evitar que las bacterias generen resistencia.

"El problema es que ahora ya no hay con qué tratarlas y tenemos que encontrar alternativas para sobrevivir", afirmó Licona.