21 de enero
Sábado
Mayormente nublado
24°
35°
Domingo
Parcialmente nublado
24°
36°
Lunes
Parcialmente nublado
24°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 21 de diciembre de 2016, 16:24

Ingerir alcohol con alimentos grasos puede ser mortal

La ingesta de comidas con alto contenido graso y sal, junto con las bebidas alcohólicas puede resultar perjudicial. Esta explosiva combinación aumenta el riesgo de descompensación provocando infarto, crisis hipertensiva y el incremento abrupto del nivel de azúcar en sangre.

El doctor José Ortellado, director del Instituto Nacional de Prevención Cardiovascular del Ministerio de Salud, sostiene que estas complicaciones se pueden agudizar sobre todo en pacientes crónicos, con insuficiencia cardíaca e hipertensión, cuando se produce una transgresión alimentaria.

A este grupo poblacional sugiere seguir estrictamente con la medicación prescrita por un médico tratante.

Por otra parte, pide a la ciudadanía comer con moderación para evitar problemas gastrointestinales, entre los que figuran distensión abdominal, eructo, hipo, falta de aire, dolor de cabeza y mareo, síntomas que por lo general se manifiestan luego de 4 a 6 horas de darse la panzada, incluso puede aparecer luego de 24 horas.

Refiere que excederse con la ingesta de alimentos en estas fiestas puede afectar de forma más severa a pacientes con problemas del corazón causando insuficiencia cardíaca, crisis hipertensiva y edema agudo pulmonar.

A aquellos enfermos renales puede provocarles insuficiencia renal, a los diabéticos les puede incrementar el azúcar en sangre y a los hipertensos les puede dar una crisis hipertensiva y hasta infarto.

Algunas recomendaciones

· Comer a horario y en pequeñas porciones.

· Disminuir el consumo de alimentos con alto contenido de sal y aquellos ricos en grasa.

· Mantener una buena hidratación. Beber abundante agua, de 2,5 a 3 litros por día para personas mayores de 70 kilos.

· No abusar con la ingesta de bebidas azucaradas y con alcohol.

Ante cualquier síntoma de malestar, recurrir al servicio de salud más cercano y no se debe automedicar para evitar complicaciones.