5 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
viernes 19 de agosto de 2016, 01:00

Imputan a policías gatillo fácil y dictan prisión por disparo a joven

El Ministerio Público reveló el video donde se refuta el informe policial en el que acusan al joven de haber disparado a la patrullera. La fiscala del caso solicitó la prisión de los agentes y el juez decretó su reclusión.

El suboficial 1º Jhonie Osvaldo Orihuela Chávez y el comisario Jorge Ignacio Zárate Barreto fueron imputados por el procedimiento dudoso que realizaron y en el que resultó herido el joven Richard Ramón Pereira Ramírez, el pasado sábado, en Asunción.

Además de las imputaciones, revelaron videos en donde aparecen los agentes actuando con violencia.

La fiscala Pamela Pérez imputó al agente subalterno por tentativa de homicidio, lesión grave en carácter de autor, persecución a inocentes y simulación de hecho punible en carácter de coautor.

Al comisario lo investigan por persecución de inocentes, simulación de hecho punible en carácter de coautor, denuncia falsa, inducción a un subordinado a cometer un hecho punible y frustración de la ejecución penal en carácter de autor.

La representante del Ministerio Público solicitó la prisión de los uniformados, quienes desde el día del sospechoso operativo fueron llevados hasta la Agrupación Especializada. Ayer, durante una conferencia de prensa, revelaron los videos de cámaras de seguridad en donde aparecen los agentes persiguiendo al joven, quien trataba de huir a bordo de su vehículo Peugeot hasta que fue atrapado sobre la calle 24ª Proyectada casi Pa'i Pérez, en un callejón sin salida.

El joven desciende con las manos arriba de su vehículo, siendo ya apuntado con un arma por el suboficial. El mismo lo reduce contra el rodado y luego supuestamente lo obliga a arrodillarse y posteriormente le dispara a la altura del cuello, por cuya consecuencia quedó parapléjico.

Tras acusar el disparo, los agentes lo levantan y lo suben a la patrullera. En esta escena observan en el video procesado en el laboratorio de la fiscalía que el joven no tenía arma de fuego y confirman que los uniformados plantaron evidencias, tanto el arma calibre 22 y los tres tocos de marihuana.

Luego de esta situación, el suboficial labró el acta en donde figura que la víctima atacó con disparos a la patrullera y que hallaron droga en el vehículo de Richard.

La fiscala consideró que el procedimiento de los agentes no fue lo correcto, ya que no informaron a la Fiscalía para retirar el rodado del joven.

El juez Pablino Escobar dispuso ayer la prisión de los uniformados.