10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
viernes 7 de octubre de 2016, 01:00

Estudian la posibilidad de utilizar bacterias para combatir al aedes

Números al servicio de la salud. Los científicos de varios países están reunidos hasta hoy, en torno a un enemigo en común: El Aedes aegypti. Midiendo éxitos y fracasos en varias partes del mundo, se pueden llegar a soluciones para pasar al frente en esta batalla que por ahora la gana el mosquito.

La ventaja de esos modelos matemáticos es que simplifican la complejidad epidemiológica de la transmisión de los virus que transmiten, menciona la doctora Antonieta Rojas, presidenta de la Sociedad Científica del Paraguay. “Con esa simplificación, podemos identificar más fácilmente cuáles serían las intervenciones que debemos aplicar para disminuir la cantidad en la población de mosquitos. O también contribuirá a marcar una distancia entre el insecto y los conglomerados humanos”, explica Rojas.

Wolbachia. Una alternativa que se viene experimentando hace una década aproximadamente es la aplicación de la bacteria conocida como Wolbachia. Este organismo, explica la titular de la SCP, impide que los mosquitos machos sean infectados con el virus que produce el dengue. En el caso de las hembras, genera esterilidad.

El doctor Christian Schaerer, organizador del encuentro, detalla que esta alternativa empezó a utilizarse en Australia, Colombia y Brasil. A lo largo de esta década de experimentación se están empezando a ver resultados importantes donde fue aplicada.

“En algunos lugares tuvo éxito, como por ejemplo en Colombia, donde se lograron resultados importantes porque se la aplicó de manera controlada. En cambio, en Río de Janeiro fracasó porque se utilizaron cepas australianas y el insectida que se usó para la fumigación liquidó esas cepas”, explica Schaerer.

Ambos científicos señalaron que en base al intercambio de experiencias con sus colegas del simposio y los resultados que se seguirán teniendo, se estudiará la posibilidad de aplicar esta alternativa en el país. “A partir de estas conversaciones, los colegas del Senepa están viendo la eficiencia de este método. Ya tenían planificado hablar sobre el tema. Ahora creo que se acelerará el proceso”, adelanta Schaerer.

Proyectos. Antonieta Arias menciona que existen doctorados que están estudiando qué hacer con los grandes recipientes que se encuentran en los hogares y que sirven de potenciales criaderos.

Por su parte, Schaerer, quien también es docente de la Facultad Politécnica de la UNA, cuenta que empezaron a desarrollar y planificar un proyecto que apunta a utilizar datos masivos para estudiar el comportamiento del mosquito y predecir lo que ocurre en una ciudad. Este proyecto será financiado por el Consejo Nacional de Tecnología

“Al saber lo que ocurre en Central, predeciré lo que ocurre en Concepción. La pregunta será con qué capacidad podré hacer eso”, describió.