10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
sábado 3 de septiembre de 2016, 02:00

El peaje cubrirá solo el 64% de las inversiones vía APP de rutas 2 y 7

Si gana el único oferente, percibirá un total de USD 1.550 millones en 30 años. Solo se cubrirán USD 992 millones con el peaje; el resto debe pagar el fisco, además de USD 80 millones en expropiaciones.

Si el consorcio integrado por Sacyr (España), Mota Engil (Portugal) y Ocho A (Paraguay) gana la licitación para la duplicación de las rutas 2 y 7, que se ejecutará vía alianza público-privada, el grupo creará una Sociedad de Objeto Específico (SOE) y percibirá un pago de más de USD 1.550 millones en 30 años, por ejecutar las obras del mencionado proyecto. El periodo corresponde a la duración que tendrá la concesión de ambas vías más importantes del país.

El monto se desprende de la oferta económica y financiera que presentó el consorcio para los pagos diferidos de inversión (por las obras) y los pagos por disponibilidad de la ruta (mantenimiento de las dos rutas). Recordemos que es el único oferente que se presentó en el llamado.

Según los cálculos, solo el 64% de los USD 1.550 millones –que el consorcio debe percibir a lo largo de la concesión– es autosostenible según el estudio de factibilidad del proyecto. Es decir, que solo USD 992 millones se pagarán del peaje y los impuestos que genere la obra, según los datos. Esto implica que el 36% de los pagos deben salir de las arcas del Estado, que se traducen a unos USD 558 millones a pagarse también en 30 años.

A esto se deben sumar los USD 80 millones que el Estado debe invertir para liberar la franja de dominio de la ruta y las expropiaciones, antes de iniciar las obras, por lo que la participación estatal en el proyecto llegará a USD 638 millones en total.

Hasta ahora se trata del proyecto más ambicioso, superando al de la reconstrucción de la ruta 9 y la construcción del nuevo aeropuerto Silvio Pettirossi, ambos en proceso de evaluación de ofertas.

El ensanchamiento de la ruta 2 y 7 arranca en Ypacaraí y va hasta Pastoreo, donde se inicia la concesión al consorcio Tape Porã, otro polémico proyecto cuya concesión se prorrogó hasta el 2053.

ÚNICA OFERTA. Recordemos que hace unas semanas el MOPC adelantó el proceso de apertura del sobre 2, referente a la Propuesta Económica Financiera, donde el consorcio liderado por Sacyr propuso un pago diferido de inversión (por financiamiento de las obras) por un importe de USD 24.742.850, sin incluir el IVA, que se pagarán dos veces al año, durante quince años.

Esto significa que solamente la financiación de la construcción de las rutas tendrá un costo total de USD 816 millones, en caso de aceptarse la oferta; es decir, el doble de los USD 400 millones que invertirá la compañía.

Por otro lado, el oferente estableció el pago anual de G. 132.083 millones (sin IVA), en concepto de pago por disponibilidad, que es por el mantenimiento de las rutas en cuestión. Este importe se desembolsará durante los 30 años de concesión, lo que significa una erogación de G. 4,3 billones (USD 747 millones).

Ambos pagos mencionados (en total los más de USD 1.550 millones) se realizarán una vez que se concluya la infraestructura, y el monto saldrá del fideicomiso que se creará para el efecto, donde se depositará toda la recaudación del peaje y de los aportes del Estado.

Si el consorcio gana la primera obra que se licitó vía APP deberá realizar el diseño, financiación, construcción, mantenimiento y operación de las rutas 2 y 7.

Embed