7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 23 de octubre de 2016, 10:16

El mercado inmobiliario argentino se reactiva ante políticas favorables

Buenos Aires, 23 oct (EFE).- El mercado inmobiliario despierta en Argentina tras años de letargo, un repunte motivado por la concesión de nuevos créditos hipotecarios y las medidas del Gobierno, cuya campaña a favor de la sinceridad en términos fiscales aparece entre los principales motores de esta reactivación que salpica a España.

"La tendencia es positiva y se ha registrado un 13 % más de escrituras que en el pasado, pero todavía queda mucho terreno por ganar", explicó a Efe el portavoz de Zonaprop, Federico Barni, una de las mayores plataformas digitales de alquiler y venta de inmuebles en Argentina.

Una coyuntura positiva motivada por la "expectativa en el mercado ante un cambio de modelo a nivel de Gobierno" que se materializó el pasado 10 de diciembre con el ascenso al poder de Mauricio Macri y una confianza que facilitó que entidades financieras como el Banco Ciudad reactiven su política de créditos hipotecarios.

"Hemos tenido un problema bastante importante que ha sido la inflación durante estos años porque de alguna manera coartaba la posibilidad de un crédito hipotecario accesible", agregó el experto.

Por otra parte, medidas como la impulsada por el Ejecutivo nacional para incitar a los argentinos al volcarse con el "sinceramiento fiscal" ayudan a recomponer un sector paralizado durante años.

Se trata de una campaña que pretende lograr que aquellos argentinos que cuenten con capitales no declarados, en efectivo o en bancos del exterior, puedan "blanquearlo" sin gravamen, en cifras de hasta 305.000 pesos (unos 20.000 dólares).

Una de las normas para acogerse a esta medida radica en la obligación de depositar esos fondos durante seis meses en una cuenta bancaria, a excepción de aquel capital que se destine a inversiones en propiedades escriturables, por lo que los inversores ponen el foco en un sector inmobiliario apetecible.

Según Barni, aunque sería "prematuro hablar de una relación de crecimiento o explosión del mercado inmobiliario por efecto del blanqueo", sí "se nota" en el sector que "cierta porción de estos fondos" estará orientado a él.

Estas buenas sensaciones no se circunscriben sólo al entorno nacional, ya que la campaña de blanqueo promovida por el Ejecutivo hace que los inversores argentinos centren su interés también en mercados propicios, como en este momento resulta España para los expertos.

El cofundador de la empresa de asesoramiento en inversiones inmobiliarias Spain Time, Job Carrera, aseguró en una conversación con Efe que, desde que se anunció la campaña de blanqueo, el nivel de interacciones con inversores "se estaría, prácticamente, duplicando respecto a lo que era habitual".

La gente está "buscando posibilidades de inversión" y encuentran "el ciclo económico e inmobiliario en España en un punto muy interesante".

Según el experto, los compradores se sienten atraídos porque saben que están actuando en el momento justo desde el punto de vista de la inversión, con valores incluso "por debajo del coste de reposición", es decir, lo que costaría construirlos nuevamente.

"Hoy el potencial que tiene España es una realidad, está totalmente consolidado y es conocido", afirmó Carrera, quien destacó que los inversores han sustituido la "incertidumbre" por el convencimiento de que "España es una muy buena oportunidad".

Barcelona, Madrid, Sevilla, Valencia y la Costa del Sol son los principales destinos de interés para un comprador que actualmente busca zonas turísticas en las que poder disfrutar del inmueble durante sus vacaciones y, al mismo tiempo, alquilarlo el resto del año.

"Están buscando buenas rentas y una plusvalía razonable a medio plazo", agregó el empresario sevillano afincado en Buenos Aires.

El clima favorable ha despertado también a los propietarios, quienes tras años de espera paciente con "un mercado totalmente planchado" no van a ceder en el precio de sus propiedades cuando las sensaciones son de mejora.

En la actualidad los valores de venta en dólares estadounidenses, moneda utilizada habitualmente para este tipo de transacciones en el país, ha ascendido un 9,3 %.

Otro caso bien diferente redunda en el mercado inmobiliario de alquileres donde el precio aumentó un 24 % en lo que va de año.

Una cifra fijada por la inflación del país, que actualmente ronda el 42 % interanual, según los datos del IPC Congreso -alternativo al oficial- difundidos recientemente.

Los expertos destacan además "el potencial" del sector para los próximos años con un ciclo de nuevo ascendente que, ubicada en su fase inicial, tiene "todavía mucho espacio por crecer" hasta llegar a años históricos como 2011 y 2012.

Cris Terceiro