18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Lunes
Despejado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 29 de marzo de 2017, 15:46

El Gobierno español apuesta por cerrar acuerdos en infraestructura con Argentina

Buenos Aires, 29 mar (EFE).- El ministro español de Fomento, Íñigo de la Serna, apostó hoy en Buenos Aires por estrechar la relación con Argentina y aseguró que desde su cartera van a seguir cerrando acuerdos en materia de infraestructura a lo largo de los próximos meses con el Gobierno de Mauricio Macri.

Durante la charla de clausura del foro Las ciudades de América Latina ante los desafíos globales, organizada por el diario El País, De la Serna aseguró que hasta ahora la colaboración entre ambos Ejecutivos no había logrado ser fluida pero que, tras la visita a España de Macri, "es maravillosa".

Así, adelantó que la relación entre España y Argentina va a seguir siendo muy estrecha y explicó que esta tarde se reunirá con el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, y con el de Transporte, Guillermo Dietrich, para firmar una serie de acuerdos que profundicen el intercambio comercial en materia de infraestructura.

El titular de Fomento habló del potencial de las empresas españolas de obra pública y de las oportunidades que puede traer el cambio de Gobierno en Argentina para que esas compañías lleguen al país a participar en proyectos.

Para el ministro, el liderazgo de España en este sector se debe a una política a largo plazo basada en la "planificación" y a buscar acuerdos en este tipo de áreas que "no están asignadas a una tarea concreta".

De la Serna, quien fue alcalde de Santander antes de asumir como ministro en esta legislatura, habló sobre la gestión de las nuevas ciudades y apostó por un modelo de planificación urbanística integrado con la tecnología y comprometido con el respeto al medioambiente.

En este sentido, explicó que como alcalde siempre intentó habilitar polos tecnológicos para promover la creación de start-ups (empresas emergentes), ya que, según entendió, hoy el ciudadano no solo es un receptor de servicios, como en el pasado, sino que es también "productor", gracias a las posibilidades que aporta la digitalización.

Insistió además en el desarrollo de ciudades de "usos integrados": "Ya no es entendible plantear modelos con zonas urbanísticas, industriales o comerciales separadas", precisó el dirigente, para quien las ciudades integradas son sinónimo de progreso.

Por último, precisó la necesidad de que tanto las ciudades como los Gobiernos centrales estén preparados para anticiparse a los cambios y prevenir los potenciales efectos negativos de fenómenos incontrolables como el clima.

"Uno puede preparar los servicios para lo que va a pasar", concluyó al definir lo que para él es una palabra clave en la gestión de lo público: la resiliencia.