4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
viernes 28 de octubre de 2016, 22:02

El Festival de Ballet de La Habana estrena nombre y confirma su atractivo

El Festival Internacional de Ballet de La Habana "Alicia Alonso" estrenó hoy nuevo nombre en homenaje a la legendaria exbailarina y coreógrafa cubana, al tiempo que confirmó en la apertura de su 25 edición el atractivo internacional que mantiene al incluir en su elenco a invitados de unos 15 países.

EFE

Con más de cinco décadas de tradición, el evento bienal ahora pasará a ser un tributo a esta leyenda viva de la danza, fundadora y actual directora de la compañía anfitriona, el Ballet Nacional de Cuba (BNC), que a sus 95 años apareció esta noche en escena al inicio de la gala inaugural junto a primeras figuras de la compañía.

Alonso, directora general y "principal inspiradora" del Festival, hizo una reverencia y saludó a los asistentes al espectáculo de apertura, con sede en el Gran Teatro de La Habana -que también lleva su nombre- y en el que resaltó el estreno mundial "Oscurio".

Junto a esta obra de la coreógrafa belga-colombiana Anabelle López Ochoa, los bailarines del BNC interpretaron además "Vals", de Alberto Méndez, la suite de "La bella durmiente del bosque" y "En las sombras de un vals", esta últimas en versión de Alonso, conocida en la isla como la "prima ballerina assoluta".

En la mañana de hoy la legendaria bailarina protagonizó la ya habitual cancelación de sellos de la jornada inaugural, tras lo que aseguró que ver la buena salud del Festival después de tantos años "es una emoción muy grande".

"Estoy muy emocionada, porque es enfrentarse con el trabajo de toda una vida", señaló.

A pesar de sus más de 50 años, el Festival de Ballet de La Habana continúa demostrando su atractivo, sobre todo para figuras jóvenes de prestigiosas compañías de 16 países como Francia, Estados Unidos, Uruguay, Rusia, Holanda y Puerto Rico.

Entre los asistentes extranjeros al evento están Brooklyn Mack (Washington Ballet), María Kochetkova (American Ballet Theatre y Ballet de San Francisco), Ashley Bouder y Joaquín de Luz (New York City Ballet) y Michaela De Prince (Ballet Nacional de Holanda).

Además, estarán en cartelera María Ricetto y Gustavo Carvalho (Ballet Nacional SODRE de Uruguay), Melissa Fernández, Mario Espinoza y Liván Verdecia (Ballet Hispánico de Nueva York) y Laura Valentín (Ballet Teatro Nacional de Puerto Rico).

Las compañías Buenos Aires Ballet, Les Grands Ballet Canadiens y las estadounidenses Dance Americana -dirigida por Justin Peck-, Martha Graham Dance Company y Ballet West interpretarán también obras de su repertorio en este 25 Festival.

Como invitados especiales estarán además el exbailarín Azari Plisetski, coreógrafo y maestro de ballet ruso hermano de Maya Plisetskaya, que comparte un fuerte vínculo con el BNC, y la directora artística del Ballet de la Ópera de París, Aurélie Dupont, exbailarina estrella de ese prestigioso conjunto.

El Gran Teatro de La Habana "Alicia Alonso" acogerá el Festival por primera vez desde que fuera remozado casi en su totalidad y mejorado con las últimas tecnologías.

Hasta el próximo 6 de noviembre en su escenario, junto a los de los teatros Nacional, Mella y la sala El Ciervo Encantado, se ofrecerán al público representaciones de obras contemporáneas y clásicos como "El Lago de los cisnes", "Don Quijote" y "Giselle".

Surgido en 1960, el Festival Internacional de Ballet de La Habana "Alicia Alonso" es ocasión única "para el intercambio artístico entre primeras figuras del mundo de la danza, personalidades, críticos, especialistas y empresarios", indica un comunicado de sus organizadores.

El evento, momento esperado para el público cubano -extremadamente conocedor de este arte- se celebra bajo el espíritu de las palabras del reconocido escritor franco-cubano Alejo Carpentier: "El espíritu de la danza es inseparable de la condición humana".

Yeny García