18 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
martes 18 de julio de 2017, 01:00

El cine pierde al oscarizado Martin Landau y al director George A. Romero

El actor estadounidense Martin Landau, ganador de un Oscar por su trabajo en Ed Wood en 1995, murió el sábado a los 89 años, informó su agente; mientras que el domingo falleció, a los 77 años, el director de cine George A. Romero, padre de las películas de zombis y creador de la cinta de culto La noche de los muertos vivientes (1968).

Landau, nacido en el barrio neoyorquino de Brooklyn, falleció por las inesperadas complicaciones que sufrió durante un ingreso en un hospital de Los Ángeles, de acuerdo con un comunicado de su representante, Dick Guttman.

Landau comenzó su carrera sobre los escenarios de Broadway, hasta que en 1959 hizo su debut cinematográfico de la mano de Alfred Hitchcock en la película Intriga internacional –también conocida como Con la muerte en los talones–, junto a Cary Grant y Eva Marie Saint.

En 1966 entró a formar parte del elenco de Misión Imposible, serie en la que interpretó al maestro del disfraz Rollin Hand. Ganó un Globo de Oro y fue nominado a tres Emmy. En los últimos años actuó en las exitosas series de televisión Entourage y Without a Trace.

Cineasta. Por su parte, el director de cine George A. Romero murió “escuchando la banda sonora de El hombre tranquilo (1952), una de sus películas favoritas”, explicó el representante del cineasta, Chris Roe, en un comunicado. “Falleció en paz mientras dormía, tras una corta pero agresiva lucha contra un cáncer de pulmón”, agregó.

La noche de los muertos vivientes pasó a la historia como precursora del género de los zombis. Fue filmada en blanco y negro y protagonizada por el actor afroamericano Duane Jones, toda una apuesta para la industria de aquella época.

El filme gira en torno a un grupo de personas que trata de sobrevivir al ataque de cadáveres que han vuelto a la vida. A pesar de contar con un presupuesto de apenas USD 100.000, recaudó unos USD 30 millones en todo el mundo y dio pie a cinco secuelas, entre ellas El amanecer de los muertos vivientes (1978) y Día de los muertos (1985). AFP y EFE