17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
29°
Viernes
Parcialmente nublado
18°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
sábado 29 de julio de 2017, 13:22

Diputado Acosta: En Brasil "me enteré de la muerte de mi papá"

Ocho balines de goma le desfiguraron la cara durante la protesta contra la enmienda el 31 de marzo. El diputado Édgar Acosta sintió que moría mientras pensaba en su familia. El disparo no fue lo que más le afectó. Adelantó que no demandará al policía que lo baleó.
El diputado liberal Édgar Acosta regresó al Paraguay luego de permanecer internado en el Brasil durante 116 días, donde fue sometido a varias cirugías de reconstrucción facial. Recordó aquella represión policial que casi apagó su vida y formó parte de un duro proceso. Sintió el aprecio de varias personas. Los colores o las diferencias políticas fueron olvidados y varios colorados y liberales lo ayudaron en el momento difícil.

"Pasé por un proceso muy complicado. En cierto momento sentí que me iba. El golpe fue muy fuerte. No entendía lo que estaba pasando. Me toqué la cara y caía parte de mi nariz, mi boca y mis dientes. Perdí el conocimiento y sentí que me moría", contó en contacto con Telefuturo.

El legislador recordó que alrededor del mediodía estaba en la casa de sus padres, ubicada en Itauguá. Encendió el televisor y vio cómo los senadores oficialistas, en una sesión paralela, aprobaron el proyecto de enmienda constitucional para la reelección presidencial.

Eso le indignó. No podía creer lo que estaba viendo. Se levantó. Le dijo a su padre que iría al Congreso para ver lo que sucedía. Su padre quedó angustiado y su madre temía que le pase algo. Él insistió y partió rumbo a Asunción. Minutos después, balines de goma cambiaron el curso de su historia.

"Me pregunté por qué en la cara, hasta que entendí que los milagros existen. Fueron ocho balines de goma que ingresaron a mi boca. Los médicos me dijeron que si iban un poco más arriba podía perder la vista y si el disparo era poco más abajo, podría haber muerto", explicó.

MÁS VIVO QUE NUNCA

El parlamentario liberal asegura que, si bien pasó momentos muy difíciles, el pensar en sus hijos y en sus padres fue lo que ayudó a que hoy pueda sentirse "más vivo que nunca". Sin embargo, durante los cuatro meses lejos de su país, ocurrió algo muy triste. Su padre falleció.

"Si hay algo duro que me tocó vivir durante los 116 días que estuve en el Brasil es haber estado ahí y que mi papá haya fallecido. Fue el momento más difícil. Estando allá me enteré de su muerte. Mucho impactó en la vida de mis padres la lesión que sufrí", confesó el legislador.

NO VOY A QUERELLAR AL POLICÍA

No conoce al policía que le disparó. Aunque reconoció que la Fiscalía le envió una foto del hombre por WhatsApp diciéndole que tenía tiempo para querellar al uniformado por lo que hizo.

Sin embargo, el liberal aseguró que su intención no es querellar al policía, pero que sí pide que las autoridades investiguen todo lo que pasó el 31 de marzo de este año y el 1 abril.

"No le voy a querellar al policía. No quiero venganza. Pero sí quiero una investigación profunda de todo lo que pasó durante el 31 de marzo y el 1 de abril sobre la quema del Congreso de la Nación y la muerte del joven Rodrigo Quintana", refirió.

Destacó la calidad de ser humano de muchos personajes políticos que lo ayudaron sin importar los colores que más dividen a la población y la ideología política de cada sector. Sostuvo que muchos ayudaron a cubrir los montos para que pueda ser intervenido quirúrgicamente dentro de la difícil situación que le tocó vivir.