20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
viernes 26 de mayo de 2017, 01:00

Desirée trata de “carruaje” y poco hombre a Horacio Cartes

La senadora Desirée Masi expresó su solidaridad a su colega de la disidencia Blanca Ovelar, a quien el presidente de la República, Horacio Cartes, se refirió como “aparato”.

Manifestó su indignación por las expresiones del mandatario a quien a su vez trató de “carruaje” y “poco hombre”.

“Vaya grosería que deshonra el alto cargo y tiene la caradurez de decir a cada rato las palabras del papa Francisco sobre la gloriosa mujer paraguaya”, retrucó Masi.

“Un hombre que recurre a ese tipo de insultos nos hace un gran favor, nos demuestra lo poco hombre que es en realidad. Hay ofensas que son medallas”, consideró.

La legisladora también cuestionó al ministro de Hacienda, Santiago Peña, y lo trató de “cobarde” por no animarse a renunciar al cargo para hacer campaña política.

Desafió a Cartes y a la Fiscalía General del Estado a que presenten pruebas sobre acusaciones en torno al incendio del edificio del Senado.

“Le desafío al presidente Cartes que acerque datos a la Fiscalía. Le desafío también a la Fiscalía que si tiene pruebas que impute a quien tenga que imputar de una buena vez”, sentenció en la sesión.

“El presidente está acusando y después dice que el sistema Bravo le informó. El sistema Bravo es el sistema de pyrague del Ministerio del Interior. Que denuncien si es cierto y no charlatanería. Estamos hartos de la cobardía de lo que dicen a cada rato”, cuestionó sobre acusaciones.

Acusó a la Fiscalía de estar de rodillas por no haber sido capaz de procesar más que a dos suboficiales, mientras que “cuatro comisarios mintieron alevosamente”. “Eso también es obstrucción”, criticó.

En su papel de defensores de Cartes, Gustavo Alfonso y Juan Darío Monges cuestionaron las declaraciones de Masi.

Ambos acusaron abiertamente al marido de la senadora, Rafael Filizzola, y a Efraín Alegre de ser los responsables del incendio.

A pedido de Alfonso, se aprobó el urgimiento de que el Senado inicie la querella por daños en la sede.