7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
24°
31°
Jueves
Tormentas
22°
28°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Muy nublado
20°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
lunes 17 de octubre de 2016, 11:02

¡Cuidado con los cambios bruscos de temperatura!

El Instituto de Previsión Social (IPS) emitió este lunes un comunicado por medio del cual se insta a tomar las precauciones relacionadas con los cambios bruscos de temperatura. Se sugiere que el ambiente climatizado no registre temperaturas menores a 20 grados.

Debido a las altas temperaturas que se registran en el país, las cuales oscilan los 40 grados, la doctora Estela Villalba sugiere que se mantenga el ambiente climatizado de la oficina, sala o dormitorio en no menos de 20 grados, a fin de evitar el choque que sería dañino para la salud.

La profesional indica que el cuerpo reacciona ante las variaciones radicales de temperatura y esto puede producir serias alternaciones que incluso requieran hospitalización.

Recordó que es necesario no exponerse al sol entre las 10.00 y las 17.00. En caso de hacerlo, se sugiere el uso de gafas, sombreros, gorros y protectores solares en la piel. Hidratarse es otra de las principales sugerencias.

Sugerencias:

  • Mantenerse hidratado, bebiendo abundante agua y líquidos.
  • Evitar la exposición directa al sol y refugiarse en lugares frescos, a la sombra o climatizados.
  • Usar ropa ligera y de material transpirable, preferiblemente en tonos claros.
  • No realizar esfuerzos físicos intensos en las horas de mayor calor.
  • Optar por las comidas ligeras: frutas, ensaladas o sopas frías son alimentos muy adecuados cuando suben las temperaturas.
  • Evitar la exposición al sol en las horas centrales del día, de 10.00 a 17.00.
  • Utilizar siempre una crema solar que proteja tanto de los rayos UVA como de los UVB.
  • Protegerse del sol con otras barreras (gafas, camisetas, gorros, sombrillas, etc.), pero no dejar de usar la crema de protección: recurrir a ella aunque esté nublado y también aunque se esté bajo una sombrilla.
  • La piel de los niños es más sensible que la de los adultos. Por ello hay que escoger una crema solar con elevado índice de protección. Los bebés de menos de seis meses no deben nunca exponerse al sol directo, pues su piel es muy fina.

Es importante consultar con el médico ante cualquier indicio de molestias, como sensación de calor extremo, enrojecimiento de la piel, mareos, cefalea, taquicardia desproporcionada y desorientación espacial, sed intensa y fatiga, ya que cualquier complicación puede desencadenar problemas irreversibles.