19 de septiembre
Martes
Despejado
21°
33°
Miércoles
Calor
22°
35°
Jueves
Mayormente nublado
19°
36°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
martes 18 de abril de 2017, 18:35

Cuestionan detención de contador de BNF

Un funcionario del Banco Nacional de Fomento (BNF), condenado a pena privativa de libertad por falsificar documentos, por lesión de confianza y reducción en el 2011, fue detenido recién este martes. No había una sentencia firme anteriormente. Ahora su abogada denuncia que el juicio estuvo "plagado de irregularidades".
Por Édgar Medina | Ciudad del Este

El contador Antonio Isidro Monges Garcete (39) fue detenido por agentes de la División de Investigación de Delitos en cumplimiento de una orden judicial firmada el 27 de junio del año 2016. Deberá, ahora, cumplir una condena por lesión de confianza.

La detención del hombre, quien deambulada libremente con una orden de captura encima, se registró poco después de las 12.00 de este martes en plena vía pública, en la ciudad de Juan León Mallorquín.

Entretanto, la abogada Nidia Jacquet, su defensora, sostiene que la Policía habría actuado en connivencia con la contraparte para detenerlo con intenciones de "negociar", ya que la sentencia judicial fue objeto de un recurso extraordinario de revisión ante la Corte Suprema de Justicia.

Monges Garcete fue condenado por lesión de confianza, reducción y producción de documentos no auténticos, por los jueces Efrén Giménez Vázquez, Carmen Teresa Barrios y Omar Vallejos, en juicio oral y público realizado en el año 2011 en el Tribunal Penal de Ciudad del Este.

El detenido había sido condenado junto con Francisco Javier Paredes Núñez (6 años de prisión), Carlos Alberto Paredes y Javier Villalba Díaz, quienes recibieron una condena de 2 años con suspensión a prueba de la ejecución de la condena, según los antecedentes.

El juicio se inició con una denuncia presentada por Ramón Gumersindo Ramírez González, quien señaló que se utilizó un cheque a su nombre para extraer de la sucursal del Banco Nacional de Fomento de Juan León Mallorquín la suma de G. 350 millones.

El golpe fue perpetrado en el año 2009. Ramírez González denunció que se falsificó su firma en una hoja de cheque que había sido hurtada del talonario que le entregaron 2 meses antes.

El denunciante se dio cuenta del robo después de extraer dinero de la cuenta bancaria, según la investigación realizada entonces por el fiscal Julio César Yegros.

El dinero fue cobrado en la sucursal del BNF de Juan Eulogio Estigarribia. Según el argumento de la Fiscalía el dinero había sido retirado por Villalba Díaz y depositado en una cuenta bancaria de Gustavo Franco Valdez mediante una identidad falsa.

IRREGULARIDADES

Ahora la abogada Jacquet sostiene que el juicio estuvo plagado de irregularidades para condenar a su cliente como chivo expiatorio. La profesional señaló que en agosto del año pasado planteó un recurso extraordinario de revisión de la condena ante la máxima instancia judicial, luego de que la Sala Penal de la Cámara de Apelaciones confirmara la medida en contra de su cliente.

"La víctima solicitó G. 2.053 millones de resarcimiento económico a mi cliente, pero eso no está en la sentencia. Por eso creo que lo detuvieron para forzarlo a pagar esa millonaria suma. Él no puede pagar por algo que no fue condenado", sostuvo.

Aseguró que su cliente no participó en el despojo y eso lo puede comprobar con el resultado de un sumario realizado en el BNF, donde el contador salió absuelto.