10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
martes 18 de octubre de 2016, 22:28

Cartes: "Los combustibles han bajado con la ayuda de Dios"

El presidente de la República, Horacio Cartes, se dirigió a los que critican la baja del pasaje y combustibles. Agregó también que el precio del gas bajará en breve, "se enoje quien se enoje".

"Por más que algunos quieran tirotear porque la baja es de G. 100 nomás el litro, no señores, yo quiero que sepan que hoy el pasaje es el mismo que teníamos en el año 2005, 11 años atrás, cuando el salario mínimo era cercano a los G. 1.050.000", manifestó el mandatario.

Cartes participó de la inauguración de la escuela de Artes y Oficios en Minga Guazú, construida por la Gobernación de Alto Paraná.

"Los que estamos al frente de la administración, constitucionalmente tenemos la obligación de cuidar los precios, no puede venir cualquiera y venderle las cosas a cualquier costo. Los combustibles han bajado con la ayuda de Dios, el gas va a bajar en breve, se enoje quien se enoje", expresó en otro momento de su discurso.

Aseguró que son 4 o 5 personas las que están molestas y critican la baja de precios, pero que el pueblo es el que quiere una garrafa a menor precio o mejor servicio de transporte público y combustible más económico.

Volvió a recalcar que el tema reelección depende de los convencionales y de lo que decida la máxima autoridad de la Asociación Nacional Republicana (ANR). "Vamos a dejar en manos de Dios, si él ordena vamos a tener que cumplir", refirió. Subrayó que en el partido están con muchas ganas de seguir trabajando.

En la noche del lunes, el jefe de Estado anunció la baja de G. 100 por cada litro de combustible de Petropar y el mismo monto por cada pasaje en los transportes públicos convencionales (que pasarán a costar 2.000), no así en buses diferenciales, que seguirán costando 3.300.

Esto generó la burla e indignación en las redes sociales. Muchas personas tildaron la acción como una estrategia que apunta a la reelección.