Turismo

Yaguarón ofrece relax entre cerros, historia y tradiciones

A menos de 50 kilómetros de Asunción, la localidad de origen indígena y franciscana apuntala sus atractivos para captar la atención de turistas paraguayos y extranjeros. Las opciones son muchas.

Al noroeste del Departamento de Paraguarí se encuentra la pintoresca ciudad de Yaguarón, que tiene numerosos encantos, ideales para los amantes de la naturaleza y la historia. De hecho, las autoridades municipales apuntan al turismo para potenciar la economía e incorporan más atractivos para deleite de sus visitantes.

Sin duda, el principal atractivo de Yaguarón es el cerro del mismo nombre, con una altura de más de 300 metros sobre el nivel del mar, que lo convierte en el mejor sitio para observar la ciudad y las serranías de la cordillera de los Altos, que rodea la región.

Allí se puede llegar escalando, o con senderismo y de hecho, el camino ya es toda una aventura, donde se pueden apreciar aves, lagartos e incluso, pequeños roedores.

LA PARTIDA. Si bien el sendero no es muy exigente y tiene buena señalización, se recomienda hacerlo con pausas, llevar buena hidratación y, de ser posible, “contratar los servicios, muy económicos, de un guía turístico, que posee los conocimientos para mostrar los mejores sitios al turista”, recomienda Dersides Ferreira, director de Proyectos de la Municipalidad de Yaguarón.

Actualmente, no hay un área de cámping en la cima del cerro, pero “los grupos que quieran acampar, pueden pedir autorización a la Municipalidad y ponemos a conocimiento de la Policía, para mayor seguridad”, dijo.

Ferreira agregó que se va a iniciar la construcción de un espacio para pernoctar e incorporar otros atractivos, “se trabaja en unas ideas”.

Debajo del cerro, la empresa privada Ecodomo organiza permanentemente astrocámping, que incluye senderismo nocturno, peña y otros atractivos.

CUNA DE LA MITOLOGÍA. Yaguarón es considerada cuna de la mitología, y como tal, conserva leyendas, historias místicas y supersticiones, entre ellas, que las huellas de Santo Tomás quedaron marcadas para siempre en una roca por donde había pasado caminando; y que todo aquel arribeño que pise las huellas, se casará con una joven del lugar y se quedará a vivir allí.

Los mitos también tienen su espacio en la ciudad; de hecho, tienen un paseo, un sendero de murales pintados en las paredes exteriores de las casas y que evoca a los personajes de la mitología guaraní, que fueron pintados por varios artistas yaguaroninos. El paseo conduce al cerro, lo antecede un paseo de las flores, creado por los lugareños.

Además, recientemente se inauguró la escultura del Teju Jagua, de cuatro metros, ubicada al pie del cerro. Es el mitológico monstruo, cuyas siete cabezas representan a los siete hijos de Tau y Kerana, según el libro Ñande Ypykuéra, de Narciso R. Colmán.

Según el director, con proyectos de la Comuna se prevé realizar más esculturas de figuras mitológicas de cemento y arcilla, en la cima del cerro, donde se recreará una escena con los siete monstruos más representativos de la mitología.

MUSEOS. Los amantes de la historia también tienen su espacio en Yaguarón, con dos museos que atesoran la historia local y nacional.

Uno es el Museo Gaspar Rodríguez de Francia, en la casa donde vivía el capitán José Engracia de Francia, padre del Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia. Se supone que el joven José Gaspar pasaba temporadas en esta casa.

Es un caserón que se construyó entre 1770 y 1780, inaugurado como museo en 1968, luego de un excelente proceso de restauración y puesta en valor. En la casona, de gruesas paredes de adobe y piedra, se exhiben objetos antiguos: pinturas de los próceres de la Independencia paraguaya, muebles de origen europeo que fueron utilizados en la época y hasta un sagrario que pertenecía a la primitiva iglesia de Yaguarón.

El otro, es el Museo de la Memoria de los Veteranos Yaguaroninos de la Guerra del Chaco, que se inauguró hace unos años en memoria de “los valientes héroes, grandes hombres que defendieron con su vida nuestra Patria”.

El acceso es gratuito, de martes a viernes, de 13.00 a 16.00, y los fines de semana, de 8.00 a 12.00.

El templo San Buenaventura, joya del barroco guaraní, y candidato a ser Patrimonio Mundial de la Unesco, es sin duda un sitio digno de conocer, pero lastimosamente la iglesia, que data de la segunda mitad del siglo XVIII, debe someterse a trabajos de restauración urgente.

HOTELES. Para quienes deseen estar varios días en la ciudad, las opciones de alojamiento son varias, y adaptadas a todos los presupuestos, “actualmente tenemos ocho posadas, y tenemos un hospedaje en la base del cerro, además de un hotel. Contamos con capacidad para alojar a 150 personas”, detalló Ferreira.

Dejá tu comentario