Deportes

Volvería a Luque, apuntando a los grandes

 

Desde Argentina, habló el DT Miguel Zazhú, sobre su posible vuelta al fútbol paraguayo, recordó el campeonato con Luque en 2007 y que podría tener su revancha.

En la actualidad trabajando en el fútbol panameño, pero con chances de salida mencionaba al inicio de la nota realizada por la Sobremesa de Fútbol a lo Grande por la 1080 AM. Donde barajó la posibilidad a futuro como posible destino Bolivia, en el San José Oruro, pero con más énfasis expresó que su intención es volver a dirigir en el país (Paraguay), donde tiene a su familia, además está radicado. “Hace tiempo que salí de Paraguay y quiero volver para dirigir, ahí tengo muchas añoranzas, afecto, el valor humano por lo vivido, me quiero quedar hasta ser adulto mayor inclusive”. Las apuesta para su retorno están encaminada refería al ser consultado, pero dejó picando que el club donde podría retornar sería al Sportivo Luqueño.

Y comenzó recordando las bondades de sus dirigidos de aquel Luqueño campeón del 2007. “Cuando empezó el proyecto tenía que citar a los futbolistas de a uno para explicarles cual era mi intención, recuerdo que nos encontrábamos en el shopping, en estaciones de servicios, para tomar un café y charlar. Aquellos pibes no tenían baja cotización, hacía falta levantarlos moralmente”, manifestó y sobre el punto realizó una comparación económica y expresó que “el Tigre Ramírez, en Cerro ganaba casi el doble del costo de la plantilla completa, del Luque campeón”.

Cuando se dio cuenta Zazhú que eran firmes candidatos al torneo. “Iniciado la segunda rueda, el partido que disputamos contra Cerro Porteño puntero en ese entonces, estábamos a 0-2 abajo y pudimos remontarlo con un 3-2, y a la siguiente fecha ganamos a Libertad, sentíamos la confianza de llegar”, refirió y sacó a luz que emisario del Tata Martino se le acercó y le expresaba, “ustedes van a salir campeones. El empuje y la sed nos llevó a ganar 9 fechas seguidas y conseguir el objetivo”, recordó.

Ya concretado el título Zazhú, afirmó que su caché subió y fue tentado por Cerro. “Finalizado el torneo me llamó Pettengill, y me dijo vos tenés que venir a dirigir pero sin tu cuerpo técnico, acababa de salir campeón y no me podía ir, vacilé”. “También me llamó Óscar Paciello, para expresar que querían contar conmigo”, dijo y culminó tomando la determinación de ir al Aborigen. “Me conquistó el presidente de Guaraní, por su don de gente, pensé que me iba a ir bien. Aquel equipo me acuerdo que venía peleando promedio del descenso y pudimos conseguir buen puntaje”, refiriéndose también a que “empezamos a levantar a aquellos jugadores nuevos entre ellos Jonathan Fabbro, y dos años después salieron campeones”, explicaba. Dirigió al equipo de Dos Bocas por seis meses.

El fútbol tiene revancha expresó al final de la nota, le quedó la espina de no haber dirigido a los grandes de nuestro fútbol, cuando tuvo oportunidad abierta. Y dejó una anécdota que sus jugadores del Kureluque “en aquel entonces jugaban a muerte para llenar la heladera”, con premios partido a partido ganados, mientras otros equipos no tenían la misma necesidad por el alto nivel salarial.

Dejá tu comentario