País

Vino nuevo en odres nuevos

 

Hoy meditamos el Evangelio según San Lucas 5, 33-39. El papa Francisco a propósito del evangelio de hoy dijo: “…Para su meditación, el Papa se basó en el pasaje evangélico de Lucas (5, 33-39), propuesto por la liturgia. “Estos escribas, estos fariseos –dijo– quisieron poner a prueba a Jesús y hacerlo caer en una trampa”.

Recordándole que Juan y sus discípulos ayunan, le hacen una pregunta: “Pero tú que eres tan amigo de Juan, y tus discípulos que son amigos, que parecen ser justos, ¿por qué no hacéis lo mismo?”. Pregunta a la que “Jesús responde hablando de dos cosas: Nos habla de fiesta y nos habla de novedad”.

Ante todo, explicó el Pontífice, “nos habla de fiesta, fiesta esponsal, y dice: ¡Pero estamos en tiempo de fiesta! Hay algo nuevo aquí, ¡hay una fiesta! Algo que era anticuado y algo que se renueva.

Y es curioso, observó el Papa, que Jesús “al final recurra a la imagen del vino”, hasta tal punto que “cuando se lee este pasaje no se puede dejar de relacionar esta fiesta esponsal con el vino nuevo de Caná”. En el fondo, “es todo un símbolo”, que “nos habla de novedad”. Sobre todo cuando Jesús dice: “El vino nuevo debe echarse en odres nuevos”. Por lo tanto, “a vino nuevo, odres nuevos”. Aquí está “la novedad del evangelio”. Por lo demás, se preguntó Francisco, “¿qué nos trae el evangelio? Alegría y novedad”.

En cambio, prosiguió, “estos doctores de la Ley estaban encerrados en sus preceptos, en sus prescripciones”… Así, pues, está claro que “el evangelio es novedad, el evangelio es fiesta. Y solamente se puede vivir plenamente el evangelio en un corazón gozoso y en un corazón renovado”.

Desde esta perspectiva, el Papa pidió al “Señor la gracia de esta observancia de la Ley: Observar la Ley –la Ley a la que Jesús dio plenitud– en el mandamiento del amor, en los mandamientos que provienen de las bienaventuranzas: Los mandamientos de la Ley renovada por la novedad del Evangelio”. Que el Señor –concluyó– “nos dé la gracia de no permanecer prisioneros, nos dé la gracia de la alegría y de la libertad que nos trae la novedad del evangelio”.

(Frases extractadas de https://w2.vatican.va).

Dejá tu comentario