15 jun. 2024

Videojuego paraguayo conquista a gamers de varias partes del mundo

El videojuego paraguayo Malavisión Ñepyrû ya tuvo más de 100 descargas en lo que va del año en diferentes países de Europa y también en EEUU. El juego tiene un precio de USD 9,99.

Portada.  Vista  de la presentación del  videojuego  disponible también en formato  DVD.

Portada. Vista de la presentación del videojuego disponible también en formato DVD.

Creado en la ciudad de San Antonio, Malavisión Ñepyrû es el videojuego de terror paraguayo para PC que ya tiene más de 100 descargas en la plataforma internacional Steam (sitio para distribución de juegos y materiales multimedia) y cerca de 1.000 jugadores lo han colocado en sus listas de deseos. Ismael Pozzo, desarrollador y miembro de Waraní Studios, explicó que solo el 25% de las personas que lo compraron son de Paraguay y las críticas son muy buenas.

“Las descargas son de países como Estados Unidos, Corea del Sur, Japón, Ucrania, Rusia e Israel. Un producto 100% paraguayo que de a poco se está vendiendo en todo el mundo. Todavía ni siquiera hemos invertido en publicidad para llegar a más gente; la repercusión cada vez es más grande”, destacó el creativo.

Malavisión Ñepyrû (Malavisión El Origen) combina el relato mitológico con la realidad política nacional, puesto que el personaje principal es un político corrupto que huye de la Justicia. Gradualmente, el protagonista, debido a las fechorías que cometió, será atormentado por la mujer que sufrió como nadie más (Malavisión).

Pozzo indicó que entrevistaron a personas que aseguran haber tenido experiencias con este mito, ya sea directa o indirectamente (relato de sus padres y abuelos). Todos estos elementos se utilizaron para elaborar el juego que, como es de esperarse, utiliza el idioma guaraní y jopara. Cuenta con subtítulos en inglés para los gamers angloparlantes.

“Desde el vamos, el jugador ya juega con el personaje malo, no con el bueno. Más adelante se va notar lo que representa la violencia con la mujer, un tema bien actual. A eso se añade la leyenda de Malavisión que se llama Ñepyrû u Origins en inglés porque le dimos un toque de cómo se originó esta leyenda. Nos basamos en la mitología de lo que se cuenta, recopilamos y creamos un origen propio”, detalló.

El desarrollador ya había hecho un juego de Malavisión años atrás, pero esta nueva entrega tuvo una renovación total del apartado gráfico. Se mejoró al punto de poder jugar totalmente con joystick.

La aventura no es tan larga y puede ser finalizada en seis horas la primera que vez que se juega.

En la plataforma Steam se adquiere con tarjeta de crédito y el juego tiene un precio de USD 9,99. No obstante, los que deseen el formato físico (DVD), pueden encontrarlo en la tienda Playtek, ubicada en Asunción Supercentro, a un precio de G. 110.000. También se puede contactar con la empresa Waraní Studios para hacer el pedido.

GUERRA DEL CHACO. Gran parte de lo recaudado por Malavisión Ñepyrû será utilizado para seguir apostando al proyecto más ambicioso de la compañía, que es el juego Guerra del Chaco, el cual se encuentra en desarrollo desde hace un tiempo. Este videojuego bélico buscará contar las vivencias de los bandos paraguayo y boliviano de una forma objetiva, con sólida base en la historia. Las batallas ganadas por Paraguay serán recreadas por un soldado compatriota y las cruzadas que ganó Bolivia tendrán a un boliviano como protagonista.

El juego ahora entró en etapa de reingeniería de algunos aspectos, contó Pozzo.

Contará con características propias de la guerra, como la falta de agua en territorio chaqueño y la necesidad de que el soldado se hidrate para que no pierda vitalidad.

No se descarta que la Guerra del Chaco, que se libró de 1932 a 1935, llegue a la consola Xbox One.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.