Política

Vicepresidente se defiende ante dictámenes de la CBI

 

El vicepresidente Hugo Velázquez se desentiende de la firma de la polémica acta secreta de Itaipú y reitera que no tuvo participación. También asevera que no conoce al polémico José Rodríguez, conocido como Joselo, y que éste nunca trabajó para él.

Uno de los dictámenes de la Comisión Bicameral de Investigación y Seguimiento del Acta Bilateral apunta a Velázquez como uno de los responsables del acta, junto a Mario Abdo Benítez

El vicepresidente aseguró que en el desarrollo de las investigaciones no apareció su nombre y que “quedó bien claro”, que él no sabía sobre el contenido del acta.

“Lo que se quiso es llevar informaciones referentes a supuesta traición de la patria. Hoy una Comisión Bicameral, seria, donde participaron todos los partidos, dice que eso nunca ocurrió”, expresó Velázquez.

Apuntó que el abogado José Rodríguez nunca trabajó para él. “Nunca trabajó conmigo, a pesar de lo que dicen todos los días. Si siguen diciendo que trabajó como el asesor del asesor es solamente porque ustedes están malinformando. Él no llega a ser mi amigo. Era conocido mío porque era trabajador de la política”, reiteró el segundo al mando del Poder Ejecutivo.

El vicepresidente no quiso opinar sobre las conclusiones de la Comisión Bicameral de Investigación.

“Si hay seis dictámenes, entonces nunca hubo una cuestión específica. Cada uno toma la decisión que entiende o que quiere, por eso hay seis dictámenes”, dijo.

Agregó que se “tergiversó mucho la situación del acta y por la decisión del presidente, quedó sin efecto el acta y no generó ningún resultado en contra del país”.

Aseguró que nunca estuvieron en aprietos con relación al acta, al ser consultado, sobre la posibilidad de juicio político.

Indicó que está tranquilo con la conclusión de la CBI y cree que la investigación judicial por la venta de energía será auspiciosa para él.


Querey: “Hay mucha impunidad”






El senador Jorge Querey indicó que la ciudadanía seguirá acrecentando su desconfianza hacia las autoridades y las instituciones porque luego de la firma de la polémica acta secreta de Itaipú no hubo cambios.
“Se echó a un canciller, a una ministra de la Seprelad, a un embajador, intervino un gobierno extranjero. Se levantan una serie de medidas y ahora es como si no ocurrió nada”, expresó el senador del Frente Guasu.
Indicó que mientras no se tomen medidas formales se va a seguir acrecentando la desconfianza.
Expresó que la total impunidad que rodea a este caso en las responsabilidades a más alto nivel, son las que socavan la credibilidad de la ciudadanía hacia el estamento político.
Según la conclusión de Querey, con el acta bilateral el país y la ANDE se iban a ver afectados tanto el presidente de la República Mario Abdo Benítez, como del vicepresidente Hugo Velázquez y el ex embajador Hugo Saguier.

Dejá tu comentario